La Asociación Ganadera Local de Porcicultores de Querétaro (AGLPQ), buscará acercarse con la nueva administración del ayuntamiento de Querétaro, para que se realicen mejoras al rastro municipal, con el fin de cumplir con las especificaciones que exige la norma TIF (Tipo Inspección

Federal).

Alejandro Ugalde Tinoco, presidente de la AGLPQ, comentó que el rastro municipal presenta algunas deficiencias, en cuanto al nivel de enfriamiento en el que se trabaja la carne y se requiere invertir en un nuevo congelador.

No significa que esté inoperable, está operando bien, el problema es que no brinda la temperatura que específica la norma TIF, la cual es muy estricta y se tiene que cumplir con lo que ésta establece, especificó.

En caso de no darse esta inversión para la compra de un nuevo congelador, que tiene un costo entre los 5 y 6 millones de pesos, reducirían su capacidad de despiece.

Lo que nosotros construimos fue un obrador, el que se encarga de despiezar, hacer los cortes y mandarlos al mercado, pero el rastro es nuestro principal proveedor y es donde vamos a sacrificar, y se tiene que cumplir con todas las normas para poder dar el siguiente paso, pero necesitamos hacerle algunas mejoras , acotó Ugalde Tinoco.

En julio pasado, la AGLPQ recibió la certificación TIF para el rastro que construyeron en el municipio de El Marqués, el cual estará despiezando un promedio de 750 cerdos diarios, equivalente a 60 toneladas de carne.