Cancún, Qroo. la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a empresarios de Cozumel, agrupados en torno al Club de Pilotos, detonar uno de los más ambiciosos proyectos turístico-inmobiliarios en la llamada Isla de las Golondrinas. Se trata del complejo Aerogolf, de 819 millones de pesos, que se construirá en un terreno de 584 hectáreas, en el corazón de la selva isleña.

El proyecto incluye la construcción de un canal artificial; un campo de golf de 18 hoyos; casa club; un centro comercial; áreas deportivas; instalaciones de servicios y oficinas administrativas, así como hangares de uso común, ya que dicho complejo se edificará en torno al Aeródromo Capitán Eduardo Toledo.

Voces en contra

Este complejo fue duramente cuestionado por asociaciones ambientalistas de la isla, pues supone la devastación de poco más de 200 hectáreas de selva, además de encontrarse dentro del Área Nacional Protegida Arrecifes de Cozumel.

La lideresa de la Asociación Civil Cielo, Tierra y Mar (Citymar), Guadalupe Álvarez Chulim, recordó que en el 2011 el entonces presidente Felipe Calderón conoció el proyecto de manos de uno de los promoventes, de nombre Eduardo Toledo, pero lo cuestionó duramente al enterarse que la construcción de los hangares, el campo de golf y la lotificación del terreno para futuros desarrollos residenciales, pues suponían devastar más de 200 hectáreas de selva.

Álvarez Chulim expresó que la aprobación de este proyecto les resultó muy sorpresiva, puesto que ya anteriormente la Semarnat lo había rechazado por su inviabilidad ambiental; además, que en diciembre del 2014 había quedado claro que dicho proyecto no podía construirse, puesto que se encuentra dentro del Área Natural Protegida Arrecifes de Cozumel.

[email protected]