Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), tras definir con el gobierno estatal la agenda del sector basado en cinco ejes, señaló que sus 25 cámaras agrupadas pidieron que haya un cumplimiento y que para el próximo año se pueda cumplir con la petición de bajar de 3 a 2% el Impuesto Sobre Nómina (ISN).

Carlos Montiel Solana, presidente del CCE, comentó que es la primera vez en que se da un acercamiento de este tipo con la autoridad, con peticiones de la Iniciativa Privada para ayudar al desarrollo económico del estado, e indicó que la tramitología era uno de los problemas a resolver, pues no permitía el aterrizar inversiones nuevas y en forma rápida.

Agregó que el plazo de 20 meses, que corresponde al periodo del actual gobierno, será suficiente para cumplir con las metas, entre las cuales están la creación de las comisiones de vivienda e infraestructura para el Instituto Estatal de Planeación.

Además de la actualización legislativa en materia de obra pública, así como el impulso a la Ley Inmobiliaria, esta última presentada por parte del Partido Acción Nacional como iniciativa ante el Congreso local.

Comentó que el caso de bajar la tasa del ISN, será un tema que verán al final del año, cuando se elaboren las leyes de egresos e ingresos, situación por la cual no se incluyó en la agenda, por considerar que deben analizar cómo están las arcas del estado para esas fechas.

Montiel Solana confió en que se cumplan las metas, ya que son peticiones fácil de atender, entre ellas, la mejora regulatoria y la homologación de trámites, la infraestructura carretera y la potencialización del emprendimiento .

Refirió que cada tres meses, se dará un seguimiento a los objetivos cumplidos de la agenda empresarial ya que, de lo contrario, habrá señalamientos, pues si realizaron propuestas, fue porque el ahora gobernador, Antonio Gali Fayad, ofreció atender las demandas del sector.

Entre éstas, se encuentran la inhibición del comercio informal y generar más polos de desarrollo industrial, pues existe un déficit de tierras en la zona metropolitana para atraer empresas grandes.

miguel.hernandez@eleconomista.mx