Puebla, Pue. El sector automotriz y de autopartes local, aunque mantiene mesura en nuevas inversiones durante este 2017 por la depreciación del peso frente al dólar y por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, hay tres proveedoras que operan en México y que buscan llegar a la entidad.

Horacio Peredo Elguero, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación del estado (Canacintra), expuso que las empresas no ven condiciones de mercado para inyectar capital a sus plantas, pues en este momento es inviable generar sobre inventarios.

Bajo este contexto, dijo, lo ideal para sus 65 socios que generan más de 7,200 empleos es ir a la par del ritmo de producción que tengan con Volkswagen de México y la firma Audi, instaladas en Puebla, así como de sus otros clientes de armadoras que operan en otras partes del país.

Añadió que las inversiones sólo estarán dirigidas a la complementación de producción con proveeduría de componentes que requieren las armadoras alemanas para sus modelos que se ensamblan exclusivamente en el territorio poblano.

Entre ellos están el Golf A7, Golf Variant, Beetle, Jetta y próximamente la camioneta Tiguan, que será fabricada a partir de marzo, por parte de VW, mientras que Audi ya produce la camioneta SUV Q5.

Lo que obliga a la mesura son las condiciones de mercado, se sigue colocando la misma cantidad de vehículos que a principios del año pasado por parte de Volkswagen, pero no podemos generar sobreinventarios .

Hace dos semanas, Thomas Karig Gerecht, vicepresidente de Relaciones Corporativas y Estrategias de Volkswagen, comentó en una reunión con el sector automotriz de la Canacintra, que tenían un pronóstico reservado sobre el mercado en este año y que ello meterá presión a la producción y ventas.

Nichos de inversión

En cuanto a nuevas inversiones, Peredo Elguero manifestó que son tres autoparteras las que tienen intenciones de llegar específicamente al parque de proveedores de Audi y al complejo industrial Finsa II en Nopalucan, aunque se reservó dar montos de inversión.

Expuso que se van explorando las opciones de factibilidad y facilidades de gestión para propiciar que se generen más empleos en el estado, pero, acotó, se compite con otras sedes que también han tenido un desarrollo en su sector de proveeduría para la industria.

Con respecto a las otras industrias como agroindustrial y textiles, los cuales también exportan a Estados Unidos, comparten la idea de ser mesurados para invertir y sólo mantener los niveles que tienen de producción, señaló.

miguel.hernandez@eleconomista.mx