La presencia de General Motors, así como la construcción de la BMW y la llegada de Ford a San Luis Potosí, ha hecho que el sector empresarial y autoridades gubernamentales realicen planes y acciones para enriquecer la oferta educativa que cubra las necesidades del sector automotriz.

Tenemos urgencia por capacitar, vamos a tener muy pronto una curva muy rápida de crecimiento que demande mano de obra calificada en el área técnica , afirmó Gustavo Puente Estrada, presidente de Coparmex en San Luis Potosí.

De acuerdo con datos del gobierno estatal, luego del anuncio de que General Motors se instalaría en San Luis Potosí la inversión del sector automotriz sumó 2,131 millones de dólares en la entidad entre 2008 y 2014.

Por su parte, la inversión de BMW es de 1,000 millones de dólares y se espera que genere cerca de 1,500 empleos directos. Mientras que Ford realizará una inversión que asciende a 1,600 millones de dólares y prevén que para 2020 tenga 2,800 personas trabajando en su planta; asimismo, varias empresas de proveeduría que han externado su interés por instalarse en la entidad.

San Luis Potosí cuenta con 34 universidades, entre púbicas y privadas, así como decenas de escuelas técnicas y tecnológicas, sin embargo gobierno y empresarios han afirmado que no son suficientes.

Manuel Zulaica, coordinador de Comités del Clúster Automotriz de San Luis Potosí, refirió que la demanda laboral de las empresas es de 80% para técnicos especializados.

Estamos buscando la creación de programas más especializados, como la creación de técnicos matriceros, que es un programa que se necesita muchísimo y no existe en la región , dijo Zulaica.

Mayor oferta educativa

Gustavo Puente aseguró que, como corresponsabilidad empresarial con la inversión de estas grandes empresas, abrirán el Centro de Innovación y Capacitación Tecnológica (Cicat), en el cual realizarán una inversión de más de 18 millones de pesos y prevén que esté en funcionamiento a partir de marzo de 2017.

En este centro capacitaremos en el área tecnológica y técnica para abastecer, no sólo a las tres grandes plantas armadoras de autos, sino a toda la proveeduría que se van a asentar en San Luis Potosí, además de que también podamos surtir al resto de las ciudades del Bajío que también cuentan con armadoras , afirmó Puente.

Por su parte, el director del Instituto Tecnológico Superior de San Luis Potosí (ITSSLP), José Luis León López, informó que esperan incrementar la matrícula en las carreras que imparten actualmente, así como el equipamiento y la infraestructura y, aumentar la oferta educativa que vaya enfocada exclusivamente a las necesidades que tienen las empresas que están por instalarse.

Además, se tiene programada la construcción de una nueva universidad pública (tecnológica) que acompañe el proceso de expansión industrial, y que las instituciones ya establecidas fortalezcan su oferta educativa para que también acompañen este desarrollo.

Del total de armadoras que se encuentran en México, 80% se ubican en la zona Centro-Bajío, por lo que técnicos y profesionales podría quedarse en el estado o colocarse en algún otro.

Comienzan las alianzas con empresas

León López mencionó que han comenzado a tener acercamientos con las empresas para hacer alianzas y recibir capacitación mutua que pueda interesar a ambas parte.

Ya tuvimos un acercamiento con la BMW, ellos nos están pidiendo algunos jóvenes que puedan presentar su curriculum para ser considerados en su bolsa de trabajo. Además de que ellos van a participar en los esquemas y diseños de nuestras especialidades, es decir, en los planes de estudios de los últimos tres semestres para ver cuáles deben ser los perfiles de los egresados para que incidan en el sector .

laura.quintero@eleconomista.mx