El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, informó que al menos ocho personas murieron tras el sismo de 7,1 que sacudió el centro del país.

Del Mazo dijo a la cadena Televisa que un trabajador falleció cuando el sismo provocó la caída de rocas y otra persona murió cuando le cayó un poste de luz.

El Servicio Sismológico de Estados Unidos informó que el sismo tuvo su epicentro cerca de la ciudad de Raboso, en el estado central de Puebla, a unos 123 kilómetros (76 millas) al sureste de la Ciudad de México.