Cancún, QR. A menos de un mes de que concluya el año, el sector empresarial del sur de Quintana Roo no ha recibido respuesta positiva sobre la renovación del régimen de zona fronteriza que permite a la importación de productos a tasas arancelarias preferenciales.

Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal, informó que este martes asistirá como invitado a la reunión de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, en la Ciudad de México, donde expondrán los riesgos de la cancelación del régimen de zona fronteriza, del cual dependen en Quintana Roo más de 1,200 micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

El líder empresarial dijo que aprovecharán este foro de resonancia nacional para hacer llegar al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, la exigencia de renovar el régimen de zona fronteriza.

“Estamos a escasas semanas de que concluya el año y no hemos tenido ninguna respuesta del gobierno federal sobre este asunto. Hemos sido muy claros sobre los riesgos que implica una negativa a nuestra petición; prácticamente estaríamos cediendo todas nuestras ventajas competitivas a la Zona Libre de Belice, que desde hace años compite con Chetumal en atracción de turismo de compras a esta zona del país”, aseguró.

Aunado a la incertidumbre por la no renovación de este régimen, tampoco tienen la confirmación de la disminución del IVA a 8% y del ISR a 20% (programa de zona libre que ya se aplica en la frontera norte), como lo prometió López Obrador ante el sector empresarial de Chetumal en varias ocasiones a lo largo del presente 2019, recordó.

“Estamos hablando de que el impacto negativo por la cancelación del régimen de región y franja fronteriza alcanzaría a todo el estado y vulneraría la operación turística de la principal entidad generadora de divisas turísticas del país”, añadió.

Quintal Jiménez explicó que este régimen de excepción se aplica desde 1998 a las franjas fronterizas para compensar la lejanía con los centros de producción. “Gracias a este decreto, que se ha renovado cíclicamente, es que se pueden importar con tasas de 0 a 5% cárnicos, blancos, colchones, leches, quesos y materias primas, productos primordiales para el abastecimiento de hoteles y restaurantes en la zona norte, y en el caso de Chetumal, para el abasto de alimentos que forman parte de nuestra identidad gastronómica, como el queso de bola”.

“Estamos hablando de 1,734 fracciones arancelarias que amparan productos esenciales para hoteles y restaurantes en el estado; de no renovarse el decreto, se le restaría competitividad al negocio turístico”, acotó.

Antecedente

El decreto de zona fronteriza aplica a la importación de más de 2,000 artículos a tasas arancelarias preferenciales que van de 0 a 5 por ciento.

La última renovación se dio en octubre del 2013, con un decreto firmado por el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que avaló las 1,734 fracciones arancelarias que ya estaban incluidas. Esto se tradujo en un beneficio para la importación de más de 2,000 productos, de los cuales 1,494 se importan con tasa 0 y el resto con tasa preferencial de 5 por ciento.

El decreto de región fronteriza comprende a los estados de Baja California, Baja California Sur, Quintana Roo y la región parcial del estado de Sonora; la franja colindante sur con Guatemala y los municipios de Caborca, Sonora; Comitán de Domínguez, Chiapas; Salina Cruz, Oaxaca, y Tenosique, Tabasco.

[email protected]