El ajuste anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público -de 124,300 millones de pesos al presupuesto federal para el 2015-, así como el efecto de los bajos precios del petróleo, tendrán un impacto en el mercado interno, advirtió César Augusto Lachira Sáenz, catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Las acciones que llevará a cabo el gobierno federal incluirán recortes a la administración pública, en su mayoría en gasto corriente, proyectos de infraestructura, programas sociales y otros que impactarán en el empleo y el consumo, expuso.

Este recorte de 124,000 millones sí va a afectar la economía aunque se diga lo contrario. En primer lugar vemos que se va a afectar el recorte de los trenes peninsular y el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, en estos proyectos se dejarán de generar miles de empleos tanto directos como indirectos, y por otro lado, son 40,000 millones de pesos que se van a dejar de invertir en el estado , sostuvo.

Agregó que las medidas de austeridad presupuestaria, anunciadas por el titular de Hacienda, Luis Videgaray Caso, implican una reducción de los servicios personales, en plazas eventuales y por honorarios del sector público.

Ése es el problema, porque estamos hablando de un estancamiento del mercado interno porque hay un proceso de desconfianza de la población, y con este recorte se va a incrementar el desempleo , dijo.

TAV y Universidad de Pemex

En Querétaro, el especialista de la UAQ advirtió que el estado perdió el Tren de Alta Velocidad (TAV), uno de los mayores proyectos para el mediano y largo plazos y una de las principales banderas de la actual administración que culmina en este año.

Además, está el riesgo de que la universidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) se suspenda, ante el recorte de la paraestatal.

En materia de los recursos que otorga la Federación a los estados, comentó que los gobiernos locales dejarán de recibir los ingresos por excedentes petroleros, por lo que las administraciones estatales deberán tener esto en cuenta.

Habrá un recorte a las participaciones federales, sobre todo en el aspecto de la burocracia, y en algunos casos de los estados se verán afectados algunos proyectos , concluyó.