El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, instruyó a todo su gabinete reforzar las acciones para la contención del Covid-19 y aplicar pruebas rápidas en zonas de mayor contagio, horas después de que la Asamblea de Gobernadores del PAN (GOAN) -la cual preside- decretó el uso obligatorio de cubrebocas, fortalecimiento del distanciamiento físico, prohibición de posadas y celebraciones con motivo de Navidad y Año Nuevo en oficinas gubernamentales y recomendaciones para restringirlas en casas particulares.

"La llegada del invierno impondrá nuevos riesgos, presiones y sufrimiento a las personas; llegará en el momento en que se registra un grave repunte de casos de Covid-19 en todo el país", dijo el gobernador de Quintana Roo al presidir la presentación de la Política Común de Salud adoptada en los 9 estados gobernados por el PAN.

"Tenemos de nuevo un problema de crecimiento de casos, principalmente en la zona sur, en Chetumal", dijo, “es indispensable tomar medidas fuertes de prevención y necesito de todos para hacerlo. Hay que dividir, de nuevo, al personal que trabaja con nosotros para que tengamos mayor espacio en las oficinas y todos los que puedan hacerlo hagan el trabajo desde casa, dejando solamente al personal de atención al público y de servicios".

Agregó: "quedan prohibidas las comidas, lunchs, reuniones de convivencia en los centros de trabajo. Queda estrictamente prohibido organizar fiestas y posadas de oficina. Para las reuniones que puedan tener en sus casas, se recomienda no más de diez personas, siempre con cubrebocas, de preferencia familia cercana y al aire libre.

"Cada secretario, secretaria, director o directora debe hacer llegar este mensaje a su sector, sobre la necesidad, de nuevo, de quedarnos en casa y sólo salir a actividades esenciales, principalmente en la zona sur del estado. Requiero de todo su esfuerzo, trabajo y colaboración. Tendremos el sábado próximo, vía video, una reunión de gabinete para ver avances en esta instrucción y dar más indicaciones", indicó Carlos Joaquín.

Por parte de la Secretaría de Salud estatal y por instrucción de Carlos Joaquín, se empezarán aplicar desde esta semana 8,000 pruebas rápidas, con el fin de reforzar la vigilancia epidemiológica. Las pruebas consisten en la recolección de gotas de sangre por punción digital que son colocadas en un dispositivo donde en diez minutos salen los resultados de positivo o negativo a la enfermedad.

De esa forma se ampliarán las redes de trazado de datos que ya operan en Quintana Roo a través de portales de geolocalización y ranking de colonias con más casos activos, pues las pruebas permitirán identificar oportunamente los contagios, atenderlos, rastrear contactos y aislar sospechosos. "Esta ha sido la estrategia de los países más exitosos del mundo", señaló.

Medidas de la GOAN

El miércoles pasado, Los gobernadores de Aguascalientes, Yucatán, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Baja California Sur dieron a conocer el miércoles pasado la política común que implementaron para enfrentar la pandemia ante la llegada del invierno.

Los mandatarios panistas determinaron una estrategia de cinco puntos: uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos; incremento sustancial de pruebas; ampliación de redes de trazado de datos, fortalecimiento del distanciamiento físico, y coordinación para la aplicación oportuna de vacunas

Los mandatarios panistas precisaron que los datos nacionales son muy preocupantes: más de 1 millón 122,000 infectados y más de 111,000 decesos, lo que dibuja una tragedia humanitaria sin igual en la historia del país.

“Ante este panorama, los estados gobernados por el PAN tomamos la determinación de trabajar con absoluta seriedad, sustentados en el conocimiento científico, para proteger la salud de las familias”, afirmaron.

Acordaron coordinarse para la aplicación oportuna de vacunas, aunque indicaron que el 2021 será un año de transición de la pandemia que requerirá el reforzamiento constante de medidas y protocolos para controlar a la baja los contagios mientras van aplicándose las vacunas según el plan nacional que abarca prácticamente los 12 meses.