El sector productivo en el estado requiere elevar sus propuestas laborales, aumentado sus salarios, con la finalidad de que las empresas asentadas en la entidad empleen recursos humanos locales.

La coordinadora del Servicio del Empleo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Ana Elena Barroso Velázquez, refirió que es constante el flujo de capital humano que el sector productivo atrae de otros estados, porque en la entidad no encuentra disponibilidad de perfiles.

Ingeniería son los primeros, son los que más demandan, ahí tenemos problemas porque están importando muchos chicos, precisamente porque algunos de nuestros muchachos consideran que el promedio del sueldo es muy bajo para que puedan sobrevivir dignamente , declaró.

Explicó que el sector productivo suele atraer a perfiles de entidades como Guanajuato, Aguascalientes, Estado de México, Distrito Federal, San Luis Potosí, así como de Nuevo León y Chihuahua.

Ana Elena Barroso Velázquez explicó que es necesario que los empresarios tengan interés en apoyar a nuestro estado, que piensen en el beneficio social que pueden darle a todas estas familias, necesitamos un dinero adecuado, de otra manera seguimos fomentando la importación de cerebros de otros estados .

De acuerdo con la titular del Servicio de Empleo de la Universidad Autónoma de Querétaro, es tan reiterada la tracción de profesionistas de otras entidades, que algunos universitarios observan mejores oportunidades de ingresos a través de la contratación de becas ante instancias como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

A través del área de empleo de la universidad, se estima que diariamente se ofertan entre 11 y 12 vacantes por parte de empresas. Mientras que en el estado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que el salario promedio es de 337.9 pesos diarios.

Áreas prometedoras

En tanto, vislumbró que carreras como ingeniería en Nanotecnología, Biomédica y Física se observan como carreras profesionales con un alto potencial de empleabilidad a corto plazo; mientras que las profesiones artísticas y culturales se han quedado rezagadas en el ámbito laboral.

De acuerdo con información del Servicio Nacional del Empleo (SNE), 37% de los profesionistas no ejerce la profesión que estudiaron. Entre las carreras con menor remuneración sobresalen las ciencias sociales, artes, ciencias biológicas, educación y humanidades, y como las carreras mejor pagadas se enlista Economía, Finanzas, Informática, Actuaría y Derecho Administrativo.

[email protected]