Querétaro fue el estado del país con la mayor proporción de compañías vinculadas a cadenas productivas en mercados locales e internacionales en el año 2015, con 46.2% del total de sus empresas, indicó la firma aregional (Ar).

De acuerdo con un análisis realizado por la empresa, con base en información de la Secretaría de Economía, otras entidades que tienen una participación importante son: Colima, con 28.3% de sus compañías vinculadas; Quintana Roo, con 28%; así como Zacatecas y Baja California Sur, con 21.3% cada una.

Las empresas locales de Querétaro participan especialmente en los sectores de servicios, manufactura y agroalimentario.

Respecto de otras entidades, el reporte de aregional expone que estados como Michoacán, Nayarit, Durango y Tlaxcala, de la región centro; Tamaulipas, Sinaloa y Chihuahua, de la zona norte; Yucatán, Campeche y Veracruz, del sur-sureste, y el Distrito Federal presentan una participación de entre 10 y 20% de las compañías locales en cadenas productivas.

En menor medida se ubican Baja California y Sonora, con 4.4 y 4% del total de sus empresas integradas respectivamente; así como Guerrero, Oaxaca y Chiapas, donde menos de 3% de las compañías locales forman parte de cadenas productivas.

Las cadenas de proveeduría en el sector industrial son importantes para fortalecer el mercado interno, ya que estimulan a los empresarios a ser más emprendedores y fomentan la generación de empleo , aseguró la firma de consultoría.

Sin embargo, advierte que, en términos generales, sólo una de cada 10 empresas a nivel nacional está integrada a cadenas productivas, lo cual refleja los rezagos que tiene la política empresarial mexicana para estimular la inserción de las compañías a los mercados locales e internacionales.

Participación regional

Por zonas geográficas, el análisis de aregional destaca la región centro del país –donde se ubica Querétaro-, puesto que alberga 43.2% del total de cadenas productivas a nivel nacional, sobre todo en los sectores agropecuario, minero, manufacturero y de servicios.

Por su parte, la región sur-sureste participa con 20.4%, en los sectores de textiles, procesamiento de alimentos y bebidas, y comercio.

Respecto de los sectores altamente generadores de valor agregado, el informe destaca la industria automotriz, que concentra 4.2% del total de cadenas productivas nacionales.

En este caso, el desarrollo de cadenas de suministro ha aumentado debido a la consolidación de los eslabonamientos y la producción de insumos y autopartes, principalmente en Aguascalientes, Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Querétaro.

Las cadenas de proveeduría en sectores de alta generación de valor agregado, como el automotriz o el aeroespacial, obligan a las empresas locales a innovar y desarrollar nuevas tecnologías, debido a que éstas deben competir con empresas trasnacionales , afirma aregional.

Por ello, añade que, ante este contexto, se requieren incentivos fiscales y económicos para impulsar la proveeduría local con empresas finales nacionales y extranjeras; de igual forma, es urgente que las Pymes locales mejoren sus estándares de calidad para poder cubrir las exigencias de los mercados nacional y global.

[email protected]