Cancún, QR.  Los cuatro proyectos de recuperación de playas del Caribe mexicano subidos a la plataforma Proyectos México no han conseguido financiamiento desde 2017.

Se trata de cuatro tramos de costa entre Cancún y Playa del Carmen, además de uno más en Cozumel. La inversión necesaria se ha ido actualizando y está fijada en 147 millones de dólares por los cuatro proyectos, de acuerdo con la última actualización de junio del 2020.

El primer tramo abarca una longitud de 2.97 kilómetros, e implica verter en total 1.5 millones de metros cúbicos de arena, además de que propone construir dos estructuras, cuya principal función es apoyar los anchos de playa en el frente rehabilitado. La inversión es de 40.6 millones de dólares.

El segundo tramo consiste en la colocación de un relleno simple de arena a lo largo de 0.750 km de frente costero en playas de Cozumel, para alcanzar anchos de diseño de entre 20 y 30 metros. El volumen de arena a verter es de 270,711 metros cúbicos. El proyecto incluye las construcciones de tres estructuras, dos en forma de “L” curva y otra en forma de “Y”. La inversión necesaria es de 25.5 millones de dólares.

El tercer rescate que espera el financiamiento consiste en extraer con dragas autopropulsadas, arena de un banco marino autorizado ambientalmente para su posterior vertido en la zona costera de Playa del Carmen. El objetivo es crear anchos de playa suficientes para preservar la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) y proteger la infraestructura existente.

El proyecto considera una longitud de 8.6 km, así como el relleno de dos fosas detectadas durante la caracterización del sitio. Se verterán en total 2.5 millones de metros cúbicos de arena. Se prevé construir una estructura de apoyo de 125 metros de longitud a base de cubos de concreto, cuya principal función será mantener estables los anchos de playa construidos. La inversión es de 38 millones de dólares.

El cuarto proyecto es también para la Riviera Maya y consiste en extraer con dragas autopropulsadas arena de un banco marino autorizado ambientalmente para su posterior vertido en la zona costera, con el objeto de crear anchos de playa suficientes para preservar la Zofemat y así proteger la infraestructura existente.

Se prevé la colocación de tres rellenos simples de arena con una longitud de 4.99 km, con un volumen total de 1.7 millones de metros cúbicos. Adicionalmente, se proponen seis estructuras de concreto, a fin de apoyar el vertido de arena. La principal función de estas estructuras es minimizar las pérdidas laterales de material arenoso. La inversión necesaria es de 43.6 millones de dólares.

Los cuatro planes aún carecen de presupuesto asignado, por lo que dependen de una evaluación para determinar su urgencia y recibir recursos públicos.

Situación de las playas

De acuerdo con datos aportados por The Nature Conservancy, 50% de las playas en Quintana Roo están deterioradas, y de estas, 25% ya no tiene recuperación, principalmente las de la zona norte del estado.

Cabe recordar que la organización fue designada por el gobierno de Quintana Roo, para coordinar parte de los trabajos del nuevo Fideicomiso de Seguridad, Desarrollo Social y Manejo Integral de Zona Costera, el cual tiene entre sus funciones la recuperación de las playas de Quintana Roo. 

El punto más crítico en Cancún son los 0 a 12 km , donde el gobierno estatal ha anunciado que se enfocará, pero a partir de proyectos pequeños que no impliquen grandes inversiones de recursos que ya se invirtieron en el pasado y que a la postre se han ido perdiendo por la erosión permanente de la costa.

estados@eleconomista.mx

kg