En Querétaro, para el término del sexenio se pretende incrementar el rendimiento en las zonas de temporal de 1.5 toneladas por hectárea a 2.5 toneladas que significaría 100,000 toneladas adicionales que generarían excedentes y permitirían a los productores la comercialización de maíz y otros granos básicos como trigo, cebada y triticale, informó el secretario de Desarrollo Agropecuario, Manuel Valdés Rodríguez.

Cuando un productor pasa de la tonelada y media en promedio, y se llega a 2.5 toneladas la agricultura de temporal se vuelve de excedentes, lo cual les permite comercializar , aseveró el funcionario tras la firma del convenio del Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro) con el Centro de Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo para alinear su política de fomento agrícola, impulsado en conjunto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Manuel Valdés Rodríguez comentó que mediante acciones de asistencia técnica, capacitación, búsqueda de nuevas semillas y prácticas de cultivo es como se impulsará la agricultura de temporal.

Años críticos

El funcionario explicó que el temporal ha tenido años críticos como el 2009 y el 2011, cuando se afectó 80% de la producción.

En el estado de temporal son 110,000 hectáreas que anualmente se siembran y aproximadamente son 150,000 toneladas que, en condiciones de un buen temporal, se obtienen de dicha superficie principalmente para el autoconsumo.

El programa será aplicado en la zona de temporal del estado básicamente en todos los municipios, sin embargo, la región fuerte se encuentra en El Marqués, Querétaro, Pedro Escobedo y San Juan del Río que son donde estará enfocada la mayor parte del programa. Todavía en la sierra en Peñamiller, Tolimán y Colón se tiene una superficie para sumar un total de 110,000 hectáreas en el estado.

Las unidades de producción de temporal en Querétaro son 25,000, por lo que los productores registrados serían 23,175, que están inscritos en Procampo, mientras que el resto por alguna razón -manifestó- no entró al directorio.

Dicha estrategia permitirá conjuntar y absorber apoyos del Programa Estratégico de Apoyo a la cadena Productiva de Productores de Maíz y Fríjol, de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, de programas de gobierno del estado y otros, en los cuales el productor obtendrá beneficios tanto en capacitación como en recursos para la producción.

El subsecretario de Agricultura, Mariano Ruiz Funes, detalló que el programa está contemplado para 10 años con una inversión de 140 millones de dólares, recursos que no están etiquetados para cada estado inmerso en éste puesto que depende de las investigaciones que se realicen de los nodos demostrativos que se hagan con los productores.