Monterrey, NL. En los municipios de Nuevo León hay sequía. La principal fuente de abastecimiento para la zona metropolitana es la Presa El Cuchillo la cual está a 52.31% de su capacidad, así como los embalses de Cerro Prieto (16.36%) y La Boca (71.34%), según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por lo que de continuar esta situación las autoridades podrían racionar el agua potable.

En días pasados, el jefe de seguridad de Servicios de Agua y Drenaje Monterrey, José Rivera Zamora, indicó que se cuenta con el vital líquido para abastecer al estado por menos de un año.

Posteriormente, el director general de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza González, declaró que si no llueve entre 60 y 90 días se verán en la necesidad de suspender el suministro por sectores con un horario de 18 a 20 horas diarias. Actualmente se puede disponer del vital líquido todos los días del año las 24 horas.

Como se recordará, el pasado 1 de mayo el Comité de Contingencias Hidrometeorológicas de Nuevo León informó que solicitaría la declaratoria de emergencia por sequía en 48 de los 51 municipios del estado.

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México de Conagua, los municipios de Nuevo León con sequía extrema desde el mes de diciembre del 2020 hasta el 30 de abril del 2021 son: Agualeguas, Aldama, General Treviño, Parás, Cerralvo, así como Anáhuac y Vallecillo desde enero al mes de abril de este año.

Asimismo, los municipios que pasaron de sequía severa a sequía extrema en el mismo mes del presente año son: Pesquería, Los Ramones, Rayones, Sabinas Hidalgo y Santa Catarina.

En tanto que los ayuntamientos con sequía severa desde el mes de diciembre del 2020 al 31 de abril del 2021 son: Allende, Anáhuac, Bustamante, Cadereyta, Ciénega de Flores, Dr. Coss, Dr. González, General Bravo, Escobedo, Terán, Zuazua, Guadalupe, Los Herreras, Higueras, Iturbide, Juárez, Linares, Marín, Mina, Montemorelos, Monterrey, Salinas Victoria, San Nicolás, Santiago y Villaldama.

Por su parte, el Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey (FAMM) indica en su página web que el clima local marca una transición entre el trópico subhúmedo y el desierto, con precipitaciones pluviales mucho más significativas hacia el este y sureste en comparación con el muy seco oeste.

Crecimiento poblacional

El FAMM indica que desde mediados del siglo XX la Zona Metropolitana ha experimentado un rápido crecimiento poblacional, y con ello la demanda del uso del agua se ha incrementado.

“El suministro de agua al Área Metropolitana de Monterrey es un reto que reúne contextos geohidrológicos y técnicos, sociales ambientales y políticos. La alta concentración del crecimiento demográfico y económico en la metrópoli la ha vuelto muy vulnerable a la presencia de sequías”, menciona el FAMM.

Por ello, es lamentable que anualmente haya fugas por 134 millones de metros cúbicos, que representan 28% del total de metros que se consumen al año y que asciende a 480 millones de metros, lo que representa una pérdida de 2,150 millones de pesos para el Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey, considerando un precio de 16 pesos por metro cúbico, comentó su titular Gerardo Garza, a una televisora local.

estados@eleconomista.mx