Tijuana, BC. Un proyecto de recinto fiscal, parque industrial y ferrocarril para el traslado de mercancías se cocina en el municipio de Tecate; sería el primero en su tipo en la frontera norte de México. Sólo falta el permiso del gobierno del estado para dar marcha con los trabajos.

Víctor Celis Dueñas, director del proyecto denominado El Lindero, explica que esta iniciativa surge a demanda de las empresas establecidas en la región que requieren mejorar su logística, tales como Toyota, Samsung y Hyundai, entre otras.

Este proyecto lo tenemos desde hace cuatro años, pero se detuvo por la cuestión económica, que se vino abajo con la crisis mundial. Sin embargo, hace seis meses retomamos pláticas y decidimos emprenderlo nuevamente , menciona.

La inversión inicial de El Lindero se estima en 15 millones de dólares y proviene del corporativo estadounidense Pacific Imperial Railroad, que opera la vía ferroviaria en territorio de EU hacia la Costa Este.

Celis Dueñas explica que éste sería el primer recinto fiscalizado en su tipo a lo largo de la frontera norte, el cual prestaría servicios de traslado de mercancías por medio de ferrocarril, contaría con un aduana interior, andenes y patios, así como 32 naves industriales de 3,300 metros cuadrados.

Entre las ventajas que ofrece este proyecto -destaca-, están: reducción de costos de transporte, eliminación del Impuesto al Comercio Exterior e IVA, aduana interior, intermodalidad de transporte contenerizado, soluciones logísticas, agentes aduanales y oportunidad de negocios entre las mismas empresas.

UBICACIÓN, LA CLAVE

La vía de ferrocarril existe desde principios del siglo XX y, desde su inicio en 1919, la denominada vía corta Tijuana-Tecate proporcionó el servicio de transporte de carga y de pasajeros, comenta el empresario, antes de ser suspendido en la década de los 80.

En ocasiones esporádicas, se utilizaba esta vía para el traslado de materiales como arena o grava, mercancía que no requería de despacho aduanero como tal; de manera que este punto ha sido estratégico y de ahí, la importancia de retomarlo , expresa.

El Lindero se ubica en un predio de 27 hectáreas, a escasos 800 metros de la línea divisoria con EU, donde se plantea un área de aduana, parque industrial, recinto fiscal, patios fiscales y 500 metros lineales de espuela de ferrocarril.

Ubicarse en Tecate -indica- resulta estratégico para las empresas industriales tanto de Tijuana como de Ensenada, ya que ambos municipios cuentan con las vías ferroviarias y ello beneficiaría en particular al puerto de Ensenada.

HACIA LA COMPETITIVIDAD

A raíz de la firma del Tratado de Libre Comercio, el comercio entre México y Estados Unidos se incrementó en 142 por ciento. La importancia radica en que los tractocamiones trasladan 80% de este comercio , expone el directivo.

En vista de lo anterior, contar con un ferrocarril traería consigo reducciones tanto de costos como de tiempos, algo añorado por empresas como Toyota, que manifestó la necesidad de contar con este tipo de servicio para mejorar su logística.

[email protected]