Puebla, Pue, La producción de camote en la entidad mantiene una tendencia negativa. La superifice de siembra se redujo en 50% durante las últimas dos décadas, al pasar de 500 a 250 hectáreas.

Lo anterior obedece al limitado apoyo de los gobiernos federal y estatal, la falta de interés de las nuevas generaciones y la migración a Estados Unidos, comentó el representante de los 150 productores del fruto en la región, Joaquín Torres Meza.

Recuerda que llegaron a cosechar camote hasta 250 familias en la región; sin embargo, se fue reduciendo (a 150), al igual que las tierras.

Menciona que la producción por hectárea es de entre 20 y 30 toneladas, cuyo kilogramo se paga en 3 pesos, cuando en el 2000 se comercializaba hasta en 6 pesos, situación que también ha desalentado a muchos para mantener sus parcelas para esta siembra.

Refiere que, a pesar de que el fruto en forma de dulce es un producto que caracteriza a la angelópolis, productores tienen que traer de otras partes del país -como son Chihuahua, Michoacán, Jalisco y Yucatán- para trabajar, ya que a nivel local el abasto es insuficiente.

Algunos municipios poblanos que todavía tienen surcos para su siembra son: Atlixco, la región de Cholula, Francisco Z. Mena, Huaquechula, Venustiano Carranza y Vicente Guerrero.

Comenta a El Economista que también los fenómenos climatológicos han afectado las cosechas, para lo cual no hay apoyos de seguros que tienen contratados los gobiernos estatal y federal, ya que únicamente protegen granos como maíz, haba y frijol, entre otros.

Será difícil que las personas regresen a sembrar camote, pero más complicado es pensar en buscar incrementar la producción que teníamos hace años , acota.

LAS CIFRAS

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura federal, la producción nacional aproximada de camote es de 61,098 toneladas en 2,908 hectáreas. Los productores más importantes son: Guanajuato, con 27,328 toneladas; Michoacán, con 10,756, y Puebla, con 900 toneladas.

Sin embargo, en términos de rendimiento (toneladas por hectárea), los más productivos, independientemente del área sembrada, son Chihuahua (30.8), Yucatán (30), Guanajuato (25.5), Michoacán (24.2) y Jalisco (23.8).

[email protected]