El proyecto de la Plataforma Logística colindante con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro para manejar carga a través de ferrocarril y el Tren Ligero para conectar a Querétaro con la ciudad de México será la punta de lanza para la interconexión de este tipo de transporte a lo largo y ancho del país, aseguró Gabriela Lee Alardín, coordinadora de la Maestría en Proyectos para el Desarrollo Urbano de la Universidad Iberoamericana.

La especialista consideró que las vías férreas son una alternativa de transporte que se tiene muy abandonado, por lo que destacó la importancia de ambos proyectos.

Es algo que se tenía muy abandonado. Hubo una época donde había un sistema de trenes en la ciudad de México, cayó en desuso y pasados 40 años se está viendo que es una opción (de transporte) que conviene retomar , destacó.

El 30 de abril, el gobernador José Calzada anunció que estos dos proyectos servirán para impulsar las vías férreas de la entidad.

El tren México-Querétaro recorrería una distancia de 200 kilómetros, con un tiempo aproximado de 1 hora y 20 minutos. En éste se contempla la construcción de estaciones en Buena Vista, Cuautitlán, Tula, San Juan del Río, Aeropuerto y La Cañada.

El impacto con este tren sería muy importante en la región, aproximadamente tenemos 22 millones de personas que viven en esta región de impacto del tren México-Querétaro y éstas, con las industrias colindantes que están en esta región, aproximadamente producen 13% del Producto Interno Bruto del país , dijo en su momento el Mandatario.

Respecto de la inversión, la construcción de la Plataforma Logística sería de aproximadamente de 2,800 millones de pesos y de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la entidad, el tren podría estimarse con un costo de 1,200 millones de dólares.

Ampliar la opción

La catedrática de la Universidad Iberoamericana indicó que es necesario impulsar otras vías de transporte para que exista un crecimiento económico sostenido, por lo que llamó a que esta opción se extienda en otras ciudades del país, como sería Guadalajara, e inclusive en el norte, en ciudades como Monterrey.

Definitivamente sí puede ayudar a fomentar una recuperación económica. Explotar otras vías de transporte que pueden ser más eficientes. No nada más en el centro del país, se debe de extender a todas las zonas donde puedan ayudar a reactivar la economía y donde haya necesidad para esta oferta de transporte , manifestó. Además, ambos proyectos, traerán como consecuencia la liberación del tránsito de vehículos pequeños y de carga por las carreteras federales y estatales.

arlene.patino@eleconomista.mx