La asociación Ciudadano por Querétaro AC demandó la solución de problemas de seguridad en comercios y casas habitación en la capital del estado.

Héctor Parra Rodríguez, asesor político de la agrupación, denunció que hay un aumento -al que calificó como alarmante- en los índices de robo de automóviles, comercios y casas habitación.

En el reporte del 2010 de la Procuraduría General, advirtió, los delitos patrimoniales fueron 11,354, siendo así los de mayor incidencia en el estado; le siguieron las lesiones dolosas, con 1,836; daños culposos con 808; dolosos, con 738, y fraude genérico, con 713.

En el primer bimestre del 2010, los delitos patrimoniales fueron 1,687, mientras que en el mismo lapso de este año se incrementaron a 2,215 delitos, 23.8% más.

Las lesiones dolosas se duplicaron en el primer bimestre de este año, a 417 contra las 213 registradas en el mismo periodo del 2010.

PANORAMA ALARMANTE

Parra Rodríguez aseguró que los delitos de violencia familiar se incrementaron hasta llegar al octavo delito con mayor incidencia en el primer bimestre de este año, con 98 casos, mientras que el mismo lapso del 2010 ocupaba el número 12. Consideró que, al denunciar o pedir auxilio al 066, la ciudadanía es atendida pocas veces y cuando se atiende el problema no es resuelto. De esta situación nace el llamado de las autoridades del municipio para que pongan especial atención en esta línea telefónica, que es necesaria para la denuncia ciudadana , aseveró.

Desde su punto de vista, uno de los mecanismos obligados para reducir los casos delictivos es la creación de empleo; sin embargo, advirtió que por cada empleo que se crea en la entidad llegan cinco personas de otros estados a solicitar una plaza.

Parra Rodríguez demandó que las autoridades pongan mayor atención para disuadir la incidencia criminal a través de educación, trabajo y espacios recreativos, los cuales son elementos que permiten aminorar el índice delictivo.

Detalló que el aumento del crimen es alarmante en los índices de robo de automóviles, comercios y casas habitación. Asimismo, destacó como preocupante el creciente problema del narcomenudeo y la violencia en las calles de la ciudad.

Explicó que dos de las zonas más problemáticas son las delegaciones Félix Osores y Epigmenio González, por lo que manifestó la necesidad de construir nuevos espacios que acerquen productos y servicios necesarios para la población, la cual va en aumento.