Cancún, QR. Pese a que un juez ordenó la suspensión definitiva de las obras que Grupo Posadas realiza en la bahía de Chemuyil (municipio de  Tulum, a  un costado del santuario de la tortuga marina), pobladores y organizaciones sociales han logrado documentar que las obras continúan en el sitio.

El juez concedió la suspensión tras comprobarse que los trabajos de construcción de dos hoteles y el relleno de una playa artificial continuaron durante la pandemia pese al decreto emitido por el gobierno de Quintana Roo que ordenó suspender toda clase de construcciones para evitar contagios de Covid-19.

Efraín Alavez Huerta, consultor ambiental, explicó que lo perjudicial de dichas obras no son los hoteles, sino el vertido de arena para crear una playa artificial sobre una zona costera rocosa frente a los dos nuevos hoteles.

El relleno artificial modifica las condiciones naturales de la zona, con arena que ha sido traída de otras playas de Quintana Roo, con el potencial de atraer tortugas a un áreas que anteriormente no tenía playa, explicó.

Añadió que, esto pone en riesgo a los especímenes que ahí desovan ya que los trabajos implicaron la colocación de una maya geotextil sobre la que se depositó la arena, que potencialmente puede ser una trampa para las tortugas, ya que los nidos son cavidades a 1.30 metros de profundidad, la misma a la que se encuentra dicha maya geotextil.

Tan sólo el santuario de la tortuga en Xcacel-Xcacelito, a un costado de donde se realizan las obras de Grupo Posadas, reporta anualmente un promedio de 4,000 nidos de tortuga caguama, lo cual hace de este sitio el mayor santuario de esta especie en todo el país, aseguró el ambientalista.

El proyecto de Posadas

Las obras fueron autorizadas en el 2019 ya durante la actual administración federal por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pese a las objeciones de la propia Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas que señaló durante el proceso de consulta pública a que fue sometido el proyecto que éste contraviene los artículos sexto, décimo y décimo segundo del Decreto de Área Natural Protegida (ANP) del Caribe mexicano, y violenta las actividades no permitidas en la subzona de Uso Público Refugio Akumal también de la ANP del Caribe mexicano, además de contravenir el programa de Protección del Refugio de Vida Silvestre de Akumal, municipio de Tulum.

Denominado como “Obras complementarias para el desarrollo de servicios turísticos”, dicho proyecto en las bahías de Chemuyil y Chemuyilito consiste en el relleno de una zona rocosa de la costa con arena que previamente fue removida de un desarrollo hotelero en Puerto Morelos denominado Plan Maestro Las Américas.

Dicha arena se está utilizando para crear una playa artificial que denominan “asoleaderos”, según se lee en la Manifestación de Impacto Ambiental. La playa artificial dividida en dos asoleaderos tendrá una superficie de 5,449 metros cuadrados.

Se construirán también 10 palafitos para hospedaje turístico sobre la zona baja de la playa, además de una caleta.

Para evitar que el fuerte oleaje afecte las actividades turísticas en la playa artificial y los palafitos, se hundieron ya cientos de estructuras de concreto creando una franja  paralela a la costa en forma de media luna denominada como “obra de protección”, cuyo objetivo es aminorar la fuerza del oleaje e impedir que se erosione la playa artificial.

Tanto la playa artificial como los palafitos y el hundimiento de las estructuras de concreto son el complemento de los dos hoteles que Grupo Posadas construye ahí: Live Aqua Beach Resort Tulkal, de 340 cuartos y Fiesta Americana All Inclusive Tulkal, con 515 habitaciones.

[email protected]