Monterrey, NL. Al menos 9,600 empresas de la industria manufacturera de Nuevo León están siendo afectadas por las altas tarifas de energía eléctrica, lo cual ha provocado que tengan que bajar el switch en las horas pico, que son las de mayor demanda de ese insumo y por lo tanto más caras, situación que ha desencadenado una pérdida de competitividad, afirmó Eugenio Clariond Rangel.

El Presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) cuestionó la eficiencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y aseguró que con esta situación se han detenido inversiones futuras, lo que podría propiciar la pérdida de empleos en el sector productivo, ya que de diciembre del 2010 a junio del 2011 las tarifas eléctricas se han incrementado 16.3 por ciento.

Indicó que los sectores más afectados por las elevadas tarifas eléctricas son las industrias siderúrgica, metal-mecánica, química y del cemento, por lo que los industriales demandaron reducir de inmediato el costo de la electricidad para uso industrial, en hasta 30% en el cargo por demanda facturable de la CFE.

La Caintra enviará esta propuesta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pese a que ya ha planteado la problemática de la CFE y la alta dirección de esa paraestatal en la zona noreste no ha presentado su postura ni atendido la demanda de los industriales regiomontanos.

Comentó que tan sólo en junio las tarifas eléctricas de la CFE para la industria crecieron 3% como resultado del aumento de otros energéticos, como el combustóleo y el gas natural, utilizados por la paraestatal para la generación de electricidad.

[email protected]