Derivado de que dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022 se propone que los subnacionales puedan recibir un mayor monto del gasto federalizado, Moody's estimó que en caso de generarse el aumento se podría aliviar la presión sobre los gobiernos locales, y por ende se daría una recuperación gradual de sus balances operativos.

De acuerdo con el último reporte publicado por la calificadora, la posible recuperación de los ingresos operativos, sumado a un mayor gasto de capital, también podría conllevar implicaciones crediticias positivas para los gobiernos locales.

La agencia recordó que la contracción económica de México en el 2020, junto con la disminución de las aportaciones de este año, han llevado a un crecimiento promedio de los ingresos operativos de sólo 0.7% para el periodo 2020-21 y un aumento de los ingresos totales menor a 0.01 por ciento.

“Si el proyecto de presupuesto se aprueba sin cambios en las transferencias, prevemos que los ingresos operativos de los estados aumentarán al menos 5.0% y los ingresos totales 4.0 por ciento. La tendencia al alza de los ingresos favorecerá una recuperación gradual de los balances operativos”, señaló.

La calificadora destacó que los balances operativos brutos sufrieron un deterioro y alcanzarán un mínimo histórico de -0.1% de los ingresos operativos en el 2021.

En ese tenor, Moody's prevé que para el próximo año las transferencias federales totales aumenten de manera estable a 6.5%, que no solamente se aleja de la disminución del 2020 con 3.8%, sino también se alinea con un crecimiento previo a la pandemia por Covid-19, de 5.6 por ciento.

Dentro del contexto de este posible aumento del gasto federalizado se anticipa un incremento anual de las participaciones. “Las participaciones representan un promedio de 84% de los ingresos operativos de los estados mexicanos calificados. Las participaciones son una proporción de la recaudación de impuestos federales e ingresos petroleros y, en consecuencia, fluctúan con el ciclo económico. El proyecto de presupuesto federal estima un crecimiento del PIB del 4.1% en el 2022 e incluye 1,019.5 millones para participaciones, 6.7% más que el presupuesto del 2021”.

Si bien la estimación de crecimiento del PIB de 3% en el 2022 es inferior a la del PPEF, la firma anticipa un aumento anual similar de las participaciones observadas.

Moody’s señaló la actualización del crecimiento del PIB real de 6.1% para el 2021, por lo que se cree que las participaciones crecerán en torno a 4.0% en comparación con la estimación anterior de 0.4 por ciento.

“Las aportaciones se destinan principalmente a gastos en educación, salud, seguridad e infraestructura. Tras caer 3.9% en el 2021, el proyecto de presupuesto propone un aumento de 6.7% en el 2022, por encima del crecimiento promedio de 5.3% entre el 2015 y el 2020”, refirió.

Convenios

Sobre los convenios para financiar proyectos de capital, la agencia informó que podrían aumentar 3.9% en el 2022.

Los convenios han disminuido significativamente en los últimos años, con una caída estimada de 172,000.9 millones de pesos en el 2021, frente a los 379,000.1 millones en el 2015.

“Asimismo, a diferencia de años anteriores, los estados recibirán más transferencias federales para gastos de capital. Si bien el aumento de los convenios del 3.9% es bajo, estimamos que detendrá la tendencia a la baja de los gastos de capital y dará lugar a déficits financieros bajos de menos del 1% de los ingresos totales”, subrayó el reporte. 

estados@eleconomista.mx