Puebla, Pue. Aunque no han iniciado los trabajos fuertes de construcción del segundo piso de la autopista México-Puebla, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) reportó que entre 30 y 40 empresas de los sectores de autopartes y metalmecánico sufren retrasos y robos en la entrega de mercancías.

El presidente del organismo en el estado, Erich Junghanns, mencionó que desde mediados de noviembre, las empresas pierden hasta hora y media para salir o entregar material en los parques industriales que se encuentran en la zona de obras.

Comentó que falta organización e información para que las empresas tomen sus previsiones en temas de logística, ya que en las horas pico se generan largas filas sobre las zonas industriales, debido a que se acortan los carriles por las obras en proceso.

Expuso que las afectaciones económicas para las proveedoras son cuantiosas, debido a que los fletes de mercancía no se cumplen en los tiempos establecidos.

Denunció que el tráfico lento ha traído también como consecuencia que las unidades sean objeto de robos hormiga sobre la carretera por parte de pandillas.

La construcción del segundo piso, que tendrá un costo de 10,000 millones de pesos, empezó el 19 de agosto y se prevé terminar en julio del 2016. OHL y Pinfra son las encargadas del proyecto.

[email protected]