La política de modelo de vivienda de desarrollo social de las entidades federativas ha cambiado y se ha vuelto más integral; su nuevo enfoque va dirigido, principalmente, a la población que está en el sector informal, dijo Oswaldo Sierra Villajuana, presidente del Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi).

“Es importante conocer la nueva política de vivienda para los estados, ya no se está manejando la temática de años anteriores. Se implementó un programa de vivienda social que va enfocado principalmente a la población que no tiene el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), así como el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit)”, dijo.

En entrevista para El Economista, mencionó que los organismos estatales de vivienda ahora serán los encargados de atender a ese segmento de la población (que representa 65% de los mexicanos con ingresos menores a 5 salarios mínimos).

“Los que integran este segmento trabajan en su mayoría en el sector informal, por lo que no recibían créditos, ni apoyo”, señaló el presidente de Conorevi.

Este nuevo modelo de desarrollo, explicó, le compete a todas la regiones, el Bajío, el Valle de México, el sur y el norte, ya que en todo el país hay zonas marginadas, y con estos cambios en las políticas públicas se podrá combatir el rezago social.

Destacó que tanto los apoyos federales como estatales iban dirigidos a la población que ya se encontraba en un marco regularizado de trabajo, por lo mismo había una discrepancia social.

“Ya que logramos focalizar la atención hacia este sector de la población (aquellos que no contaban con seguridad social), nos toca atender a los organismos de vivienda traducir ese apoyo en recursos para esa atención”, expuso.

Encuentro

En tanto, la ciudad de San Luis Potosí fue sede de la Reunión Nacional de Conorevi (28 de marzo), donde se abordó todo lo relacionado con el nuevo Programa de Vivienda Social que este año tiene asignado un presupuesto de 1,700 millones de pesos.

“Este fondo va encaminado a la atención de la población sin acceso a financiamiento o en condición vulnerable, de acuerdo con la política de vivienda implementada por el gobierno federal”, puntualizó Sierra Villajuana.

[email protected]