Monterrey, NL. Con un monto de 24,715 millones de pesos, Nuevo León lidera en cuanto a valor de producción de las empresas constructoras en el sector de edificación, seguido por Jalisco, con 17,735 millones, y en tercer lugar, el Distrito Federal, con 16,392.7 millones de pesos.

Lo anterior, de acuerdo con un análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (Ceesco), a septiembre, en donde el valor total del subsector de edificación ascendió a 151,800 millones de pesos en todo el país.

Desde hace al menos tres o cinco años, la entidad se mantiene punteando en inversión en obra privada, sobre todo en edificación y vivienda; en toda la zona metropolitana se construyen grandes edificios mixtos y hay fuerte Inversión Extranjera Directa (IED) que vienen a darle impulso a la industria de la construcción , dijo al respecto el presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción de Nuevo León (CMIC), Arturo Moyeda Treviño.

Cabe precisar que las obras generadas por el subsector de edificación incluyen: vivienda, edificios industriales, comerciales y de servicios; así como escuelas, hospitales y clínicas; obras y trabajos auxiliares para la edificación.

La fiebre de los rascacielos

Si bien en la ciudad de México se han construido rascacielos como la Torre Reforma, de 244 metros de altura y 57 pisos, y se proyectan otros edificios, como la Torre Paradox con 234 metros y 60 pisos, prevista para el 2016, también en la zona metropolitana de Monterrey desde hace cinco años ha ocurrido un boom de edificios altos.

Por ejemplo, en el centro de Monterrey se construyó el Pabellón M; una torre de 47 pisos y 206 metros de altura que cuenta con oficinas, centro de convenciones, hotel y auditorio, con una inversión de 2,000 millones de pesos; así como en Valle Oriente se edifica la Torre KOI, de 276 metros de altura y 67 pisos; además de aproximadamente 50 edificios que se concentran principalmente en el municipio de San Pedro Garza García.

Hay un panorama muy positivo para este año y para el 2016 en la parte de oficinas , por las grandes inversiones que están llegando a la entidad, indicó Luis Galindo, socio director de Colliers International en Monterrey.

Asimismo, en el Reporte del mercado de Oficinas de Colliers, al tercer trimestre de este año se tienen monitoreadas 11 propiedades en construcción (de oficinas) clase A+ y A en la capital regia, que incrementarán alrededor de 133,356 metros cuadrados (m2) al inventario existente , de 1 millón, 103,456 m2.

Entre los edificios más altos en construcción están: la Torre KOI con 33,171 m2; Arboleda Cytrus, con un inventario de 18,174 m2; Chroma, con 24,700 m2, y la Torre Saqqara Fase I, con 10,096 m2, proyectos ubicados en San Pedro Garza García.

El reporte cita otros nueve grandes edificios, que representan alrededor de 166,996 m2 que se agregarán al inventario durante el periodo 2016-2018 , entre ellos destaca la torre Plate Constitución, con 28,600 m2 en el Centro; así como Saqquara Fase II, III y IV, y el proyecto Albia, entre otros.

Obra pública, rezagada

Según datos del Ceesco, en Nuevo León la inversión privada de todos los subsectores (edificación; agua, riego y saneamiento; electricidad y telecomunicaciones; transporte y urbanización; petróleo y petroquímica, así como otras construcciones), supera por mucho a la inversión pública: 29,144 millones de pesos contra 7,492 millones, respectivamente.

Al respecto, Arturo Moyeda explicó que la obra pública federal, como la construcción del gasoducto de Los Ramones II Norte, que atraviesa algunos municipios de Nuevo León, sí viene a incrementar los indicadores de la construcción nacional, pero el beneficio (para Nuevo León) es relativo .

Lo anterior debido a que algunas de las empresas que participan no son de Nuevo León .

[email protected]