Monterrey, NL. En los últimos diez años, Nuevo León ha sido el estado que más ha disminuido el porcentaje de población en pobreza extrema, al pasar de 118,700 personas en 2008 a 25,200 en 2018, lo que representó una baja de 78.7 por ciento, indican las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Los estados que le siguen son: Durango con una caída de 78.4%, y Aguascalientes con una baja de 67.6% en la última década.

Por otra parte, Nuevo León tiene el menor porcentaje de población en pobreza extrema, con el 0.5% en esa condición.

En la última medición de Coneval indica que la población en pobreza extrema en la entidad pasó de 0.6% en 2016 a 0.5% en 2018.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón, ha establecido como una de las principales prioridades de su administración la erradicación de la pobreza extrema, indica un comunicado.

La estrategia ha sido alinear y orientar más de 300 programas, subprogramas y acciones de las diferentes secretarías y entidades de la administración estatal, a las zonas de mayor vulnerabilidad señaladas por Coneval, así como a las carencias que originan esta condición.

Coneval destacó que a nivel nacional la proporción de personas en situación de pobreza pasó de 44.4% en 2008 a 41.9% en 2018, y el número de personas en esta condición pasó de 12.3 millones en 2008 a 9.3 millones en 2018.