Monterrey, NL. El Nacional Monte de Piedad ha apoyado a personas físicas y pequeñas empresas, que cuentan hasta cinco empleados, con préstamos personales sin garantía. A la fecha cuentan con 50,000 clientes y Nuevo León representa el 10%, afirmó a El Economista, Andrés Corona Juárez, director de Crédito y Riesgos del Nacional Monte de Piedad.

“Hemos hecho un esfuerzo en los últimos años por diversificar nuestros productos en dos vías; una es el préstamo personal sin garantía, donde pedimos que las personas nos puedan demostrar sus características para evaluarlos como sujetos de crédito”, indicó el directivo.

El préstamo promedio es de 22,000 pesos, se solicita identificación, comprobantes de domicilio, ubicación del negocio, estados de cuenta, facturas o notas de venta para determinar el volumen de operación de estos pequeños negocios.

“La cartera de Nuevo León es de los mejores clientes, son muy buenos pagadores. Este tipo de financiamiento ha crecido anualmente entre 4 y 5%, pues hay un gran dinamismo en el estado de entre 96 y 97% de los clientes pagan en tiempo y forma”, destacó.

Durante la pandemia, explicó, bajó la demanda de crédito porque muchos de sus clientes pertenecen al sector informal y tuvieron que cerrar sus negocios durante los meses de abril, mayo y junio del 2020, por lo que hubo una caída en el volumen de créditos colocados.

Para acercar el préstamo personal a los clientes, desde el mes pasado funciona una plataforma digital de Financiera Monte de Piedad, donde se puede realizar todo el proceso de solicitud de crédito, excepto la firma del contrato que debe ser presencial en las sucursales de todo el país.

Corona Juárez aseguró que esta plataforma ha mostrado gran dinamismo, pues al principio representaba 5% del crédito total y actualmente representa 40 por ciento.

Este tipo de financiamiento lo emplean los pequeños negocios para pagar la nómina, comprar materias primas o para capital de trabajo, las tasas de interés dependen del nivel de riesgo y el plazo, pero van desde 3% al 5% mensual.

Autoavanza

Por otra parte, están promocionando Autoavanza, un préstamo que se otorga al empeñar el automóvil sin tener que dejarlo en resguardo. Se piden facturas, tenencia y el préstamo representa 75% del avalúo del carro. Por ejemplo, si su valor es de 100,000 pesos, el préstamo es de 75,000 pesos con plazos hasta 24 meses para pagar.

Este tipo de financiamiento permite a las pequeñas y medianas empresas (pymes), obtener créditos en promedio desde 80,000 pesos hasta 800,000 si se trata de un vehículo de alta gama. El préstamo se otorga en 48 horas y se solicita seguro de automóvil cuando el valor del automóvil es de más de 250,000 pesos.

Este año se han realizado 200 operaciones y en Nuevo León tienen seis sucursales habilitadas para revisar el auto y hacer el avalúo.

En cuanto al préstamo prendario que se ha realizado tradicionalmente, el préstamo promedio es de 3,700 pesos. Del mes de enero a junio de este año se han otorgado 3.7 millones de créditos, aseguró Corona Juárez.

estados@eleconomista.mx