Presidentes municipales de diferentes estados del país pidieron al presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuellar que no se limite el presupuesto del Ramo 23 de Provisiones Salariales y Económicas, pues aseguran que sin esos recursos extraordinarios no les alcanzaría para cubrir las necesidades en infraestructura, seguridad y salud.

José Alberto Padrón Romero, presidente municipal de Hunucmá, Yucatán, expuso que en su comunidad ven como prioridad el que se le den más recursos a la construcción o mantenimiento de la obra pública a dar becas jóvenes que no trabajan ni estudian.

“Qué les digo a mis ciudadanos. No habrá dinero para repavimentar calles, pero habrá dinero para los ninis (...) con una beca asistencialista no vamos a solucionar todos los problemas de infraestructura de nuestra comunidad, pues ese mismo joven que tenga una beca, también requerirá de una cancha deportiva, carreteras, agua potable y alumbrado público”, añadió.

Lo anterior lo refirió ante la declaración del presidente de dicha comisión, quien comentó que no se darían más recursos del Ramo 23 por la opacidad que representa para el erario; sin embargo, les aclaró a los casi 30 presidentes municipales que asistieron a una reunión informal que percibirían más recursos a través del Ramo 28 de Participaciones por el aumento de más de 23,000 millones de pesos que se aprobó en la Ley de Ingresos de la Federación en la cámara baja.

“Hay muchos municipios que ejecutamos al pie de la letra los recursos y se ven reflejados y si ellos dudan, pues que generen las reglas o la operatividad para monitorear dónde queda ese recurso”, acotó.

Padrón Romero expuso que en el municipio Hunucmá hay alrededor de 40,000 habitantes y reciben 20 millones de pesos en infraestructura, los cuales se reparten para agua potable, ampliación eléctrica, espacios públicos y mejoramiento de instalaciones educativos.

Crescencio Rivera Guerrero, alcalde de San Martín Chalchicuautla, San Luis Potosí, manifestó que los recursos que obtiene del Ramo 28 apenas alcanza para cubrir el gasto corriente de su localidad, con lo que los recursos del Ramo 23 le servían para la inversión en infraestructura.

“El Ramo 28 nos sirve para puro gasto corriente y algunos apoyos sociales, pero no es suficiente, estamos estirando ese presupuesto porque a veces no nos alcanza para pagar la quincena de los empleados del ayuntamiento”, puntualizó.

Criticó que los diputados de Morena presenten iniciativas sin conocer realmente las necesidades de los municipios. “Para infraestructura, tengo un techo de 40 millones de pesos, lo cual no es suficiente”.

Daniel Martínez, presidente municipal de Tenancingo, Tlaxcala, señaló que, aunque se tengan más recursos del Ramo 28, eso no precisamente se vería reflejado en los municipios más pequeños, pues en general, siempre se les da más prioridad a demarcaciones más grandes.

“En nuestro caso, Tenancingo no ha sido considerado dentro del polígono de las necesidades de las dependencias del gobierno federal (...) mi recaudación es bastante mínima, es de 700,000 pesos al año, con lo que no puedo hacer gran cosa con eso, dependo mucha de la gestión de recursos extraordinarios”, acentuó.

Consideró que el diputado Ramírez Cuellar hizo caso omiso a sus necesidades como presidentes municipales “fue muy enfático en que no va a haber prácticamente recursos del Ramo 23, y el hecho de que se puedan lograr acuerdos por comisión sólo es aletargar el proceso; así lo percibí, la inquietud de todos los alcaldes es que no vamos a tener avances”.

Invita a la austeridad

Ramírez Cuellar escuchó a los alcaldes, pero insistió en que no habrá recursos del Ramo 23 sin que sean transparentados y los invitó a que se unan al plan de austeridad del presidente López Obrador.

Indicó que lo estados y municipios también deben hacer un mayor esfuerzo para recaudar sus propios ingresos. “Hay gobiernos que han quitado la Tenencia, hay mucha flojera fiscal y la recaudación de impuestos es bastante débil”.

[email protected]