México importa 9 millones de toneladas al año de maíz amarillo, de las cuales 100% es transgénico, pues nuestro país es deficitario y la industria agropecuaria requiere de este producto para el desarrollo de sus productos, tal es el caso de la leche, en donde las importaciones representan 35% del total, pero lamentablemente en México aún no se autoriza la siembra de maíz amarillo genéticamente modificado , afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos Lecheros, Vicente Gómez Cobo.

La mayoría del maíz amarillo que traemos a México proviene de EU y está claro que es 100% transgénico. Éste es un tema que tenemos que afrontar y avanzar como país, ya que esta tecnología lleva en el mundo 16 años. Hay países que han aprovechado y les ha significado un ingreso significante , comentó Gómez Cobo.

Datos de la Secretaría de Agricultura destacan que México es autosuficiente en la producción de maíz blanco, pero se requiere importar maíz amarillo que demanda el subsector pecuario; por cada peso que el país obtiene por las exportaciones de este cereal gasta poco más de 15 pesos por su importación.

Así, debe pagar por las importaciones aproximadamente 2,738 millones de dólares, ante esta situación debe darse una discusión seria sobre la posibilidad de comercializar maíz amarillo transgénico, lo que nos permitiría avanzar y atender las necesidades de la industria .

pmartinez@eleconomista.com.mx