Monterrey, NL. Hay elementos para hablar de la recuperación de la economía: un empresariado bien organizado que representa a su sector, están dadas las condiciones para implementar la reforma laboral, las entidades federativas están estructurando sus gobiernos para recuperar su economía, como pasó en Nuevo León y toman en cuenta la Agenda 2030 de la ONU, afirmó Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la oficina de país de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba.

Durante el Foro Laboral que organizó Coparmex Nuevo León, Fernando Yllanes Martínez, miembro del Consejo de Administración de la OIT, y director del despacho Yllanes Ramos, indicó que para hacerle frente a los impactos que ha generado la pandemia en el mundo, ante el contexto de incertidumbre sobre la recuperación económica y laboral, es indispensable que los gobiernos y actores sociales establezcan un diálogo social, programas que estimulen la economía y el empleo y apoyen a las empresas y los ingresos de los trabajadores.

Por ello, Yllanes Martínez sugirió, que para salir de la crisis, es necesario, “generar estímulos fiscales, financieros y condiciones propicias para la inversión, la generación de empresas sostenibles y como consecuencia más y mayores empleos”.

Hoja de ruta

Por otra parte, Furtado de Oliveira indicó que se debe reforzar el compromiso tripartita, entre gobierno, sindicatos y empresas para volver a una hoja de ruta donde México pueda avanzar, hay elementos para que lo consiga, hay voluntad política, sostuvo.

Por la crisis sanitaria, muchas empresas tuvieron que correr gente, “soy testigo de tres jornadas de trabajo durísimas (…) ahí conocí varias iniciativas estatales de diálogo social, entre el gobierno, las empresas y sindicatos para tratar de avanzar, como lo hizo Nuevo León”.

Protección al empleo

A su vez, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Nuevo León, Oscar de J. Martínez Treviño, dijo que hay que poner las cosas en perspectiva, porque el apoyo que el gobierno ha dado para la protección de empleos y empresas en México, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) es de los más bajos, comparado con países como Guatemala, El Salvador y Chile; México aportó el 1.1% del PIB, en el otro extremo está Alemania con 34 por ciento.

Consideró imprescindible un diálogo entre el gobierno, empresas y trabajadores para resolver problemas como el hecho de que no se han generado 1 millón de empleos anuales para incorporar a los jóvenes que egresan de nivel medio superior y superior, además de que el ingreso promedio de los hogares se redujo 5.8% por la pandemia.

“Nuevo León ya logró recuperar los niveles de empleo previos a pandemia, en septiembre generamos 50,000 empleos más que antes de la crisis sanitaria, no obstante, la recuperación tiene que ser generalizada, hay una industria manufacturera sólida y la economía que está creciendo en Estados Unidos nos está jalando, con el 10% del total de las exportaciones, ojalá podamos alcanzar a todo el país, la intranquilidad social permanece”.