Monterrey, NL. Empresas de al menos cinco grandes industrias están interesadas en formar parte del Interpuerto Monterrey en el 2013.

Se trata de los sectores automotriz, maquinado, alimentos, acerero y plástico, los cuales tienen como destino principal de sus exportaciones el mercado de Estados Unidos.

Con el objetivo de incentivar las inversiones en lo que será uno de los más grandes recintos fiscalizados para las importaciones y exportaciones de mercancías, el gobierno estatal trazó un plan que contempla otorgar terrenos para la instalación de empresas en ese punto.

El secretario de Desarrollo Económico de la entidad, Federico Vargas, explicó que el gobierno estatal ya dispone de una reserva territorial de 140 hectáreas para incentivar la realización de grandes proyectos de inversión dentro del Interpuerto Monterrey en próximos años.

Incluso, comentó que tienen previsto que este nuevo polo de desarrollo económico capte mayores volúmenes de mercancía procedente de América, Asia y Europa, con productos que arribarán por los dos aeropuertos cercanos al Interpuerto, así como por las dos principales líneas de ferrocarril con una fácil y rápida conexión con ese parque industrial, así como por carretera.

El Interpuerto Monterrey contará dentro de sus instalaciones con un parque industrial, una aduana binacional, zonas de almacén, de manufactura y un recinto fiscalizado.

Mencionó que otra de las ventajas que beneficiará a las empresas que se instalen dentro del Interpuerto es que éste reducirá los costos hacia destinos nacionales e internacionales, ya que la carga se manejará a través del sistema andén-andén, que permite la vinculación directa entre el fabricante y el cliente.

atorres@eleconomista.com.mx