Mazatlán, Sin. Los gobiernos de los estados de Chihuahua, Nuevo León, Durango, Sinaloa, Tamaulipas, Coahuila, Nayarit y Zacatecas trabajan en conjunto para impulsar el corredor económico del norte y así detonar la economía de las entidades que lo conforman.

En el marco del XXIII Congreso Anual de Agentes Navieros, organizado por la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), representantes de las entidades destacaron la importancia de trabajar como una región, ya que conjuntan cerca de 23 millones de habitantes y aportan 21% al Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

El secretario de Desarrollo Económico de Sinaloa, Javier Lizárraga Mercado, informó que este corredor es un importante detonador económico del turismo en el estado y desde el gobierno se buscará que el puerto de Manzanillo tenga un cabotaje más alto que el que se tiene ahora, por lo que se trabajará en mejoras en la infraestructura del corredor.

Asimismo, señaló la importancia de trabajar en esquemas de seguridad para atraer más inversiones y que las empresas tengan certeza de instalarse.

En tanto, Omar Saucedo Macías, subsecretario de Innovación y Desarrollo Económico de Chihuahua, refirió que se necesitan aprovechar las ventajas que tiene el corredor como el potencial de desarrollo económico para el intercambio comercial con Asia.

“Tenemos que tener una visión como bloque que sirva para fortalecer la promoción y desarrollar las capacidades que cada estado tiene para potencializarlas”, dijo.

En su oportunidad, Hugo González González, director general de la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza de Nuevo León, mencionó que se tiene que seguir trabajando en el tema de las certificaciones en los estados, ya que nuevas empresas que buscan instalarse buscan en primera instancia certeza en materia de seguridad.

Por su parte, Daniel Suárez Canales, director general de Planeación y Desarrollo Económico de Tamaulipas, agregó que se debe aprovechar la integración de los ocho estados de la región que aportan cerca de 21% del PIB como un plan estratégico para ganar terreno a los puertos de Estados Unidos, ya que “con 1% de exportaciones que se tenga de más se puede detonar el corredor económico del norte”.

[email protected]