Puebla, Pue. La Inversión Extrajera Directa (IED) de la entidad en el tercer trimestre cayó 62.1%, comparado con el mismo periodo del 2014, cuando se captaron 254 millones de dólares, y es el peor porcentaje en lo que va del año.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la cifra aún es baja si se compara con lo reportado en el anterior trimestre, cuando se concretaron 173.5 millones de dólares, que representó 50% más con respecto a lo registrado de enero a marzo.

De enero a septiembre, la entidad poblana reportó 387.2 millones de dólares, por lo que se ubicó en el lugar 15 a nivel nacional, superado por el Distrito Federal, con 3,914.7 millones de dólares; Guanajuato, con 2,713.8 millones de dólares; Nuevo León, 2,318.5; Jalisco y Chihuahua, con 1,907.5 y 1,812.5 millones de dólares, respectivamente.

Estados Unidos ha sido el principal inversionista en el estado durante el presente año, con 252.5 millones de dólares; atrás está Alemania, con 63.3 millones de dólares, del cual en el 2013 se recibieron 1,300 millones de dólares para la construcción de la planta Audi y 700 millones de dólares por parte de Volkswagen de México para producir el Golf A7.

En tercera posición se colocó España y los Países Bajos, con 15.2 y 13.4 millones de dólares.

La mayor cantidad de IED se da por la industria del sector manufacturero, con 207.8 millones de dólares; seguido de las empresas de alimentos y estructura metálicas, con 18.1 y 16.1 millones de dólares, respectivamente.

A propósito, el economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Marcos Gutiérrez Barrón, comentó que esta caída dramática de la inversión extranjera directa en la entidad está relacionada con la crisis que atraviesa el sector automotriz a nivel internacional.

Indicó que para Puebla ese sector representa 15.1% del Producto Interno Bruto (PIB), y que en el caso de la planta Volkswagen de México, que genera 16,000 empleos directos, contribuye con 40%, 25% de forma directa y 15% a través de su cadena de proveeduría, conformada por 90 compañías, las cuales tienen a 35,000 personas.

Por su parte, el investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Huberto Juárez Sánchez, comentó que la caída drástica de la inversión extranjera es el reflejo del escándalo de Volkswagen, que trucó los motores de sus vehículos diésel para pasar las pruebas ambientales en Estados Unidos.

Empezamos a ver los efectos de ese problema, sobre todo en las proveedoras, las cuales pararán sus inversiones, mientras no se garantice que el problema está resuelto por parte de la armadora alemana , manifestó.

[email protected]