Acapulco, Gro. La gobernadora Evelyn Salgado Pineda, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y el Consejo de Cámaras Industriales y Empresariales de Guerrero (Concaingro) dieron a conocer la conformación de la Alianza Guerrero, un nuevo pacto que tiene como objetivos que la entidad tenga un mayor peso en el Producto Interno Bruto (PIB) del país, diversificación económica y generar empleos mejor pagados.

La mandataria estatal manifestó que esta alianza trabajará para atraer el mayor número de inversiones posibles que impacten de manera positiva a la población y con ello, accedan a mejores condiciones de vida.

Precisó que la firma también obedece al objetivo de que Guerrero esté en la agenda de los proyectos federales de detonación del sur-sureste, como lo es el Pacto Oaxaca. “Vamos a trabajar en esta alianza, yo celebro esta gran alianza que viene a fortalecer un gran bloque regional, del sur-sureste del país. Es la respuesta a una demanda histórica de desarrollo, de justicia social”.

Sobre cómo funcionará la alianza, el presidente de Concaingro, Julián Urióstegui Carbajal, manifestó que se centra en dos procesos de trabajo: el primero, que la entidad, en compañía del sector privado, presente una serie de propuestas de proyectos al gobierno federal para que se integren al Pacto Oaxaca.

Como ejemplo sobresale la creación de una zona libre para la región de La Unión y del puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, así como la construcción de un parque logístico agroindustrial para Guerrero.

Guerrero se sube al Pacto Oaxaca con el nombre de Alianza Guerrero para poder analizar los proyectos de inversión que el gobierno del estado proponga, y a partir de ahí junto con Concamin revisar cuáles son factibles”, comentó.

Julián Urióstegui recordó que el Pacto Oaxaca se conformó hace dos años y está integrado por ocho estados, donde se aprobaron 36 proyectos con una inversión prevista de más de 65,000 millones de pesos.

El segundo proceso de trabajo del convenio es generar mesas de trabajo con los diferentes sectores productivos para crear facilidades de inversión que impulsen las diferentes actividades económicas de la entidad y de esta forma, una diversificación.

Urióstegui Carbajal recalcó que al apostar por la generación e impulso de más actividades económicas podría disminuir la tasa de pobreza en el estado, “64% de la población en Guerrero es pobre y 25% es extremadamente pobre”.

Además, se generarían más ingresos locales para dejar de depender de lo que asigna la Federación (más de 90% de los ingresos de la entidad son federales y 4%, propios).

“El ingreso local de Oaxaca anda en 33%, de Chiapas en 23 por ciento (...) Somos totalmente dependientes de la Federación, los municipios están financieramente quebrados, no generan lo suficiente”, lamentó.

Importancia

El presidente de la Concamin, José Abugaber Andonie, detalló que para que una entidad pueda mejorar económicamente es necesario generar un trabajo de coordinación entre sectores públicos y privados.

Ante esta premisa, celebró que Guerrero siga este camino de trabajo en equipo y agregó que como sector privado, apoyarán para que la entidad cuente con una vocación industrial.

Preparan reforma fiscal

Julián Urióstegui adelantó que como sector privado están elaborando un proyecto de reforma que tiene como objetivo mejorar la recaudación fiscal local.

“Le solicitamos al gobierno del estado que considere una reforma fiscal estatal de fondo. Que a partir de una revisión cualitativa y cuantitativa eficiente la recaudación”, enunció.

Manifestó que este proyecto no busca que aumenten los impuestos estatales, sino una mayor formalidad, “que todo el sector privado pague”.

estados@eleconomista.mx