Guadalajara, Jal. Guadalajara posee el liderazgo nacional en la fabricación de rocolas musicales mecánicas y digitales, en un mercado donde existen alrededor de 40,000 sinfonolas.

El presidente de la Sociedad Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Somexfon), Francisco Martínez, informó que en la capital jalisciense están basadas las dos empresas que más aparatos musicales producen y exportan a Chile, Argentina y Brasil, en América Latina, y a España e Inglaterra, en Europa.

De acuerdo con el organismo, Grupo Arion es el principal fabricante de sinfonolas digitales y es líder entre las empresas mexicanas en el sector. Rowe Ami es, además de productor, el principal distribuidor de equipos importados procedentes de Estados Unidos.

El directivo agregó que Monterrey, Puebla, Chiapas y el Distrito Federal también tienen participación en la producción de sinfonolas, aunque en menor escala.

Precisó que las unidades mecánicas todavía utilizan discos compactos, mientras que las digitales funcionan con un software en pantalla táctil que facilita su fabricación.

MERCADO INFORMAL

Las rocolas tampoco han escapado al mercado informal. El uso de la tecnología ha facilitado la reproducción de equipos musicales, por lo que, según estimaciones de la Somexfon, por cada sinfonola legal hay tres equipos que son fabricados en el mercado negro y, por tanto, no pagan el derecho por el uso de la música.

Realmente, cuando había sinfonolas mecánicas tenían muchas piezas patentadas, entonces no era tan fácil construirlas. Ahora, con la tecnología es muy sencillo , explicó.

Por derechos de lucro directo los propietarios de las sinfonolas deben pagar anualmente alrededor de 2,200 pesos a autores e intérpretes, en tanto que por el almacenamiento digital las compañías disqueras acordaron que se diera un pago de 3,000 pesos anuales a través de la Somexfon.

En el segmento de renta de equipos, la inseguridad ha representado un freno ante el riesgo que representa el traslado de éstos, cuyo valor oscila entre 20,000 y 30,000 pesos.

promo@eleconomista.com.mx