La funeraria Grupo Gayosso confió en que las negociaciones que sostiene con autoridades de Naucalpan por supuestas irregularidades en la operación de sus panteones evitarán nuevos contratiempos para sus clientes, que tuvieron impedimentos para disfrutar los servicios de Parque Memorial y Cipreses, en ese municipio.

Somos una empresa formal y no pretendemos operar bajo ningún otro marco que no sea el legal… estamos dispuestos a charlar y poner las cosas en orden , aseguró Úrsula Gartz, directora de Compromiso a Clientes de Grupo Gayosso.

El 30 de noviembre del 2012, Protección Civil municipal colocó sellos de clausura en los panteones Parque Memorial y Cipreses, debido a la falta de extintores y señalización adecuada. La medida se extendió casi un mes y afectó a cientos de clientes que no pudieron visitar a sus muertos.

La nueva administración del municipio, encabezada por el alcalde David Sánchez Guevara, considera que existen algunas violaciones a los títulos de concesión de Gayosso, como la construcción de velatorios, crematorios y otras ampliaciones en Parque Memorial.

De acuerdo con Gartz, en ese lapso fueron solicitados 169 servicios funerarios, en los cuales 131 familias aceptaron la cremación o inhumación temporal sin costo en otros cementerios de Grupo Gayosso y el resto de los clientes optó por alternativas propias.

Las autoridades de Naucalpan, Estado de México, levantaron la clausura y retiraron las patrullas del lugar el 22 de diciembre. A más de un mes, los sellos continúan pegados en las oficinas de los cementerios, en espera del personal del Tribunal de lo Contencioso Administrativo para retirarlos.

Ya estamos ofreciendo nuestros servicios de manera regular. Estamos en conversiones cercanas con la nueva administración, que nos pidió copia de los expedientes que se extraviaron del gobierno anterior, nos han pedido apoyarlos, lo cual estamos haciendo , dijo Gartz.

El alcalde Sánchez Guevara confirmó que desde el inicio de su administración sostiene pláticas con representantes de Gayosso y aseguró que éstas continuarán sin afectar a los clientes de la empresa.

Sánchez Guevara y el director de Desarrollo y Fomento Económico de Naucalpan, Daniel Estrada Niño, informaron que analizan la situación de los panteones y aseguraron que la anterior administración no dejó información al respecto, por lo que desconocen cifras sobre presuntas multas o adeudos de Gayosso.

Grupo Gayosso, comentó Gartz, no ha sido notificado, ni antes ni después de la clausura, sobre presuntas irregularidades en la operación de sus panteones, violaciones a los títulos de concesión o sobre adeudos atrasados.

Nuestro equipo legal está tranquilo, porque si bien nuestros documentos son viejos, nos respaldan para operar de la manera como lo estamos haciendo, pero en caso de que no fuera así, estamos preparados para ponernos en orden , reiteró.

Al mes de diciembre, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tenía registradas 13 quejas contra Grupo Gayosso y 60 contra Jardines del Tiempo, ambas propiedad de la firma de inversión Advent International, por negativas a la devolución de depósito, rescisión de contrato y prestación de servicios o productos. El porcentaje de conciliación es de 80% en el primer caso y de 95% en el segundo. El reporte, consultado en el sitio web de Profeco, no especifica si existe alguna queja particular derivada de la clausura.

HISTORIA DE CLAUSURAS

El caso de los panteones Cipreses y Parque Memorial no escapa a la polémica. El 22 de noviembre personal de Protección Civil de Naucalpan, a cargo de César Piña, colocó los sellos de clausura en los panteones Parque Memorial y Cipreses, debido a fallas como la falta de extintores y salidas que no estaban correctamente señalizadas. El cierre duró pocas horas y no afectó el servicio en los cementerios.

Una semana después regresó el personal de Protección Civil y colocó los sellos nuevamente, a pesar de que la empresa había atendido las observaciones señaladas en la primera visita, aseguró Gartz. La clausura también afectó a las oficinas de ventas ubicadas en la colonia Echegaray.

Nos pareció muy irregular porque no les interesó hacer un inventario ni llevar a cabo una nueva inspección. La documentación que nos presentó para clausura era idéntica a la que nos mostró en la primera clausura , expuso.

El 5 de diciembre, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo ordenó al ayuntamiento suspender la clausura y retirar los sellos. Las autoridades municipales desoyeron la orden y fue necesaria la presencia de un actuario del Tribunal para quitarlos. Posteriormente personal de Protección Civil volvió a colocarlos. Esta situación se repitió en tres ocasiones, de acuerdo con Gartz.

ALTERNATIVAS AL CONSUMIDOR

El desvió de 169 servicios significó tomar tres caminos: hubo clientes que buscaron alternativas propias mientras se resolvía la situación en los panteones, pero en la mayoría de los casos Gayosso ofreció a sus clientes sepultar a su familiar en otro panteón de manera temporal y más adelante exhumarlo y trasladarlo a su lugar correspondiente, sin costo alguno.

No fue lo mejor, fue sumamente doloroso y no fue lo correcto, pero no queríamos que los clientes se preocuparan en ese momento por la situación. Para 131 casos, nosotros los resolvimos vía cremación o inhumación, con cargo a nosotros , dijo.

Otros comercios afectados fueron las florerías ubicadas fuera de los cementerios y algunos establecimientos de comida aledaños y marmolerías. Gayosso también perdió por la venta de paquetes de prevención.

Hemos incurrido en el costo de cremaciones, de inhumaciones, hemos perdido ventas por un mes. Fue una situación comercial muy difícil, porque nuestro equipo de ventas no tenía prospectos tan ‘cálidos’ para comprar en un cementerio que estaba clausurado… pero los que más se vieron afectados fueron los clientes que necesitaban el servicio, ese fue el costo más importante , añadió Gartz.

[email protected]