El presidente deportivo de Gallos Blancos, Adolfo Ríos, aseguró que el equipo esperará las determinaciones de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) con relación a las acusaciones de presunto lavado de dinero en contra del dueño, Amado Yáñez y lo que podría resultar en la desafiliación del equipo.

Adolfo Ríos explicó que el departamento legal del equipo es el encargado de la situación actual de Gallos Blancos; sin embargo, las especulaciones en torno a la venta del equipo o la desafiliación ponen como el escenario más complicado que el club tendría que cubrir una fianza.

Se ha especulado mucho en la cuestión de la desafiliación, pero no es el camino. No tenemos información oficial. Aún no podemos decir nada al respecto… se ha dicho que hay inversionistas, que el equipo está vendido, pero nada es real hasta el momento , afirmó.

Asimismo, rechazó que el equipo no cumpla con su participación en la jornada 10 del torneo, dado que deben viajar a Cancún y la situación económica actual impediría el viaje. Adolfo Ríos sostuvo que, si bien hay problemas en el pago de los salarios respecto del mes de febrero, se están haciendo esfuerzos para que el equipo cumpla con sus compromisos.

En ese sentido, aseveró que está enfocado en el aspecto deportivo de Gallos Blancos y que los jugadores a su vez están trabajando en el bache donde se encuentran, en razón de que sólo tienen 10 puntos en el torneo.

El directivo pidió dejar las especulaciones y esperar a la resolución que la Femexfut pueda dar a la situación de Gallos Blancos.