Puebla, Pue. La Red Mexicana de Franquicias prevé que se reabran 250 negocios en lo que resta de 2021 y, con ello, se recuperen 800 empleos que se perdieron el año pasado tras los cierres por la pandemia de Covid-19, dijo el presidente de la organización, Francisco Lobato Galindo.

Expuso que, entre los negocios que estaban son cafeterías, restaurantes de comida rápida, gimnasios, spa, entre otros, los cuales en su momento no pudieron seguir por la falta de recursos, pero aún hay 150 que no saben si regresarán a actividades porque venían operando en números rojos.

Indicó que la apertura total de las actividades motivó a los empresarios para reabrir, aunque están conscientes de que las ventas serán bajas.

“Está difícil la situación en el tema de contagios por Covid-19, pero el problema no son los negocios, sino el comportamiento social, ya que no se acatan las disposiciones sanitarias en la calle, porque al interior de los establecimientos están exigiendo a empleados y comensales cumplir”, comentó.

Lobato Galindo mencionó que, quienes reabrieron solicitaron préstamos bancarios, ya que era la única forma de operar, porque se descapitalizaron en los periodos de confinamiento debido a que pagaban nómina y servicios.

Comentó que reabrirán con 50% del personal que tenían originalmente, el cual puede aumentar conforme las ventas vayan al alza en la temporada navideña.

La crisis sanitaria trajo consecuencias graves para el sector, entre ellas deudas con proveedores y empleados, las cuales se busca sanear en el 2022, cuando todos los empresarios prevén un mejor escenario, aseveró.

Indicó que las franquicias esperan retomar su crecimiento como sector el próximo año, “pero lo importante es que reabran las 150 que faltan de las 400 que cerraron cuando se agudizó la pandemia”.

Indicó que hay un plan de abrir más puntos de venta en la Angelópolis, pero será en enero que los inversionistas tomarán la decisión.

estados@eleconomista.mx