Monterrey, NL. Finsa, desarrollador líder de parques industriales en México, anunció la compra de un portafolio de propiedades industriales en el parque industrial  Oradel Industrial Center, ubicado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, por un monto de 145.4 millones de dólares.

El portafolio consta de 12 edificios (ocupados al 96%), 47% de los clientes pertenecen a la industria médica, 30% del sector logístico, 14% del sector automotriz, y el 8% de la industria manufacturera, indica un comunicado.

A través de diferentes fondos, en menos de 8 meses, Finsa ha realizado la adquisición de cuatro portafolios por un total de 315,000 metros cuadrados en los principales polos económicos del país, posicionándose entre los tres principales desarrolladores que participan en la consolidación de portafolios industriales en México, lo que refleja la confianza que mantiene en el mercado y en las industrias estratégicas a nivel nacional e internacional. 

Sergio Argüelles González, presidente y director general de Finsa, explicó: “Con esta nueva compra estamos aprovechando la oportunidad de aumentar nuestra presencia en la frontera con clientes en constante crecimiento”. 

“Este portafolio se suma a los proyectos que tenemos en proceso con el Fondo FINSA III, colocado a principios de año, y aumenta la diversidad de nuestros giros y mercados. La adquisición 100% en dólares va en línea con los compromisos con los inversionistas y asegura la estabilidad del portafolio”, aseguró el directivo.

De acuerdo con Oradel Industrial Center, la venta de uno de sus portafolios más estables del mercado, con edificios de Clase A, llega en un momento de gran dinamismo para la industria, y les permitirá reforzar su posición con el desarrollo de nuevos proyectos en Nuevo Laredo.

Tercer puerto comercial

Se estima que el 36% del comercio internacional de México y Estados Unidos cruza por Nuevo Laredo, ciudad que es considerada como una de las más importantes de América Latina, porque a diario cruzan por sus puentes fronterizos un promedio de 13,000 camiones. 

El Puente del Comercio Mundial, en Nuevo Laredo, se ubica en el tercer lugar entre los puertos comerciales de entrada al mercado estadounidense, por lo que su economía se enfoca en la industria manufacturera, cuyas operaciones están diversificadas principalmente en los sectores médico, de enseres domésticos, componentes automotrices y de maquinaria pesada; de embalaje, etiquetado y re-etiquetado, almacenaje, así como en servicios de logística y transporte.

Nuevo Laredo es un mercado que a lo largo de los últimos 10 años ha mostrado un crecimiento constante con tasas de desocupación de un dígito, con un inventario al cierre de 2020 de 1.2 millones de metros cuadrados y producto clase A muy atractivo para las operaciones logísticas e industria en general, aseguró Finsa.