Cancún, QR. El gobierno federal financiará el costo total de la construcción del Tren Maya, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina.

De los 120,000 millones de pesos que requerirá el proyecto ferroviario, la Federación tiene asegurados 60,000 millones de pesos, dijo.

Dichos recursos provendrán “del cobro de derechos a turistas; ese dinero se usaba para supuestamente promover el turismo y se demostró que no se le daba ese uso; la mayor parte se utilizaba para pagar publicidad del gobierno, para empresas de comunicación”, explicó.

El monto de esos recursos asciende a 8,000 millones de pesos al año, los cuales se destinarán íntegramente para la construcción del Tren Maya. “Por eso hablamos de 60,000 millones de pesos ya seguros hasta el 2024; el resto, los otros 60,000 millones, va a ser financiado con el presupuesto público, no va a ser deuda”, aseveró el López Obrador.

Indicó que los esquemas de Asociación Público Privada, que inicialmente se tenían considerados para financiar la obra, “son muy caros y dejarían una pesada deuda a las siguientes administraciones federales”, por lo que se decidió financiar con recursos públicos la totalidad de la obra.

Este anuncio se dio ya con los resultados de la encuesta ejecutada el fin de semana pasado: del total de 84 municipios de los cinco estados donde se realizó la consulta, 92.3% de las 100,940 personas que participaron está a favor del proyecto ferroviario.

En este contexto, Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo de Quintana Roo, señaló que los resultados de la consulta a favor del Tren Maya son positivos para la entidad, ya que la consolidación del proyecto supone un nuevo impulso a la actividad turística no sólo del Caribe mexicano, sino de la región, integrada por cincos estados que conforman el mundo maya.

Además de impulsor del turismo, el tren vendrá a descongestionar o anticipar los problemas de saturación de la carretera Cancún-Tulum, “por lo que los beneficios son muchos si se consolida el Tren Maya”, explicó.

Se estima que existe un aproximado de 30,000 trabajadores que viven en Cancún, pero trabajan en la Riviera Maya, “eso implica que tienen que desplazarse diariamente por la carretera para llegar a sus centros de trabajo en otro municipio; el tren representa una solución de movilidad para los trabajadores y los turistas que llegan a Cancún y se desplazan a algún punto de atractivo turístico en Solidaridad (Playa del Carmen) o Tulum”, aseveró.

En el olvido

Eloy Quintal Jiménez, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial de Chetumal, expuso que durante décadas el sur se mantuvo fuera de las “prioridades de los gobiernos federales, enfocados más hacia los estados del norte y del centro”.

Esa situación, dijo, puede ser revertida, “es tiempo de mirar hacia el sureste vía el Tren Maya, un proyecto que iniciará formalmente con obra en marzo con la consecuente generación de empleos y de oportunidades”.

El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, ha sostenido una intensa agenda de reuniones con el sector empresarial, campesinos y cooperativas para ofrecer información sobre avances y fechas de inicio de obras del Tren Maya, “lo que nos ha permitido tener más claridad del proyecto, de su viabilidad y los beneficios económicos”, enfatizó.

Sin embargo, consideró como prioritario que los planes de ordenamiento territorial y uso del suelo incluyan el impacto de esta obra.

[email protected]