Guadalajara, Jal. Las heladas y nevadas registradas en Jalisco y Guanajuato la semana pasada por una tormenta invernal y dos frentes fríos, afectaron principalmente a los cultivos de agave, caña de azúcar, aguacate y berries, en la primera entidad, y sorgo, cebada, maíz, frijol y hortalizas en Guanajuato, aunque en ambos casos los daños fueron menores.

Todavía no se ha terminado la evaluación de afectaciones, afirmaron las secretarías de Desarrollo Rural (Seder) de Jalisco y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), quienes además reconocieron que las hectáreas dañadas no cuentan con seguro contra daños catastróficos.

Tenemos seguros catastróficos para cultivos como maíz y sorgo para el ciclo primavera-verano, pero en otoño-invierno para cuestiones muy particulares, ellos (los productores) se aseguran por su cuenta , manifestó Ricardo Ron Siordia, coordinador de Proyectos Estratégicos de Seder Jalisco.

Indicó que ante ello, la dependencia gestionará recursos federales para apoyar a los afectados, una vez que se tenga la evaluación definitiva de los daños que hasta el momento se cuantifican en 1,427 hectáreas.

En Jalisco, menor a lo esperado

De acuerdo con Siordia, la caída de aguanieve y nieve en algunos municipios productores de agave, caña de azúcar, aguacate y berries, no afectó con la magnitud que se había previsto ; sin embargo, admitió que los productores afectados no contaban con una cobertura.

Detalló que en el caso del agave, al momento se han contabilizado 80 hectáreas afectadas –de un total de 70,000-, en los municipios de la región Altos Norte y principalmente en Arandas, aunque, dijo, no representa un daño mayor, considerando la experiencia de 1998 cuando las heladas durante el invierno provocaron daños irreversibles a los cultivos.

A diferencia de entonces, explicó, la mayoría de las piñas del agave que resultaron congeladas, podrán recuperarse debido a que el sol volvió a salir y las temperaturas volvieron a subir apenas tres días después de la caída de aguanieve.

En el cultivo de aguacate, los municipios más afectados fueron Tapalpa, Concepción de Buenos Aires y Ciudad Guzmán, aunque las hectáreas dañadas por la nieve, dijo, fueron menores a 1% del total; en tanto que 3% de los cultivos de berries son los que resultaron dañados.

Tanto la delegación Jalisco de Sagarpa como Seder, tienen 10 días para conocer un diagnóstico más preciso acerca de las afectaciones.

Piden seguros

Pero mientras esto sucede, productores de agave y directivos del Consejo Regulador del Tequila (CRT), solicitaron al titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada, apoyos para los productores como seguros catastróficos para las plantaciones de la materia prima.

Tuvimos afectaciones moderadas en alguna zona agavera, en otra zona de aguacate, pero son afectaciones menores, no por eso quiere decir que no lo observemos. Se está haciendo el levantamiento para que en caso de que proceda el pago o el apoyo por concepto de riesgos catastróficos, inmediatamente entra la Secretaría con las propias aseguradoras, pues a apoyar , afirmó Calzada Rovirosa.

De visita en Jalisco, el funcionario federal precisó que incluso, la superficie asegurada en todo el país aumentará de 9.5 millones de hectáreas que tuvieron cobertura en 2015, a 12 millones este 2016, cifra que supone un aumento de 26% de la superficie asegurada.

Y en Guanajuato

En tanto, en Guanajuato las nevadas habrían afectado a al menos 5,000 hectáreas de siembra de frijol y hortalizas como jitomate, calabazas y tomates, de acuerdo a cifras preliminares de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR)

En la dependencia estatal continúan recibiendo reportes de afectaciones en diferentes cultivos, aunque principalmente reúne información en torno de las posibles afectaciones que se pudieron haber registrado en la siembra de cebada y trigo.

Javier Usabiada Arroyo titular de la SDAyR, detalló que los municipios más afectados son Abasolo, Salamanca, Irapuato y Salvatierra.

Las afectaciones son mínimas frente a la superficie existente en el estado, que en en el caso de frijol se tienen 84,000 hectáreas (ha), de jitomate cerca de 1,000 ha, de cebada 45,000 ha y trigo 31,500 ha, dijo.

Estos cultivos están protegidos con el seguro catastrófico contratado por la dependencia estatal, reveló.

Y añadió que la humedad generada por la nevada no afectó el sistema celular de los cultivos , por lo que aún hay posibilidades de salvar parte de la siembra, lo que se podrá determinar hasta que se analice con mayor detenimiento la afectación.

Las pérdidas son mínimas, realmente el costo que tienes es la plantación, la semilla y nada más , detalló.

estados@eleconomista.com.mx