Si bien a nivel nacional la pandemia de Covid-19 pronunció la caída de la industria de la construcción, los estados del sur-sureste del país mostraron dinamismo en el valor de producción de este sector, destacando la actuación de Oaxaca.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, durante septiembre de este año, la construcción en México generó 21,243 millones de pesos, monto que significó una caída anual de 25.2% real. Con este resultado ya van 27 disminuciones anuales al hilo, es decir, más de dos años en terrenos negativos.

Lo anterior demuestra que la emergencia sanitaria agudizó la merma en esta industria (en abril y mayo se obtuvieron los peores resultados históricos, con descensos de 31.5 y 34.6%, respectivamente, debido a que fueron meses de total confinamiento y paro de actividades no esenciales), pero el rezago es de antes, producto del recorte a la inversión pública por parte de la Federación.

Sin embargo, en este panorama nacional desalentador hay excepciones. Las entidades que presentaron crecimientos anuales durante el noveno mes del año en el valor de producción de las empresas constructoras, y que pasaron el peor momento de la crisis económica y sanitaria, fueron Guerrero (53.9%), Zacatecas (50.0%), Tabasco (44.3%), Oaxaca (35.3%), Baja California, Chiapas (ambas con 22.0%), Coahuila (16.1%), Nuevo León (2.1%) y Aguascalientes (0.9 por ciento).

De este grupo de estados destaca Oaxaca, ya que es la entidad con mayor dinamismo en el sector al conseguir aumentos consecutivos desde marzo, promediando una tasa de 25.5%, es decir, la pandemia no cobró factura.

Este comportamiento en Oaxaca derivó de la inyección de recursos que hizo la Iniciativa Privada. Los incrementos de la construcción provinieron del sector privado, con variaciones de triple dígito, mientras la obra pública muestra contracciones anuales desde el inicio del 2019.

Por tipo de obra, los mayores aumentos se dieron en agua, riego y saneamiento; transporte y urbanización, y edificación.

Las otras entidades que hilan más de un mes de crecimientos anuales en el valor de producción son: Chiapas, desde mayo pasado con una tasa promedio de 21.2%; Zacatecas, desde junio, mes en el que acabó la jornada nacional de sana distancia, con una media de 22.6%; Guerrero, desde julio, con 33.7%; Nuevo León, igual desde julio, con 3.7%, y Tabasco, a partir de agosto, con un aumento promedio de estos dos meses de 31.1 por ciento.

Por monto, sobresale que Nuevo León, con 3,061 millones de pesos producidos en septiembre, lleva 18 meses seguidos en primer lugar del país en este apartado. Mientras Guanajuato, con 794 millones de pesos en el noveno mes del año, ocupó, por quinta vez al hilo, la primera posición en obra pública.

estados@eleconomista.mx