Querétaro, Qro. Equinix, firma estadounidense de interconexión y centros de datos, cuenta con un proyecto de expansión para sus operaciones en Querétaro, donde tiene presencia desde el año pasado.

En enero del 2020 la compañía adquirió dos centros de datos (MX1 y MX2) en Querétaro. En el segundo, el MX2, la firma invertirá 54 millones de dólares en la fase de expansión prevista para el periodo 2021 al 2022.

Actualmente cuenta con 60 colaboradores directos, propiciando 200 empleos directos e indirectos; sin embargo, con el plan de expansión se prevé incorporar 100 más, expuso el director general de Equinix en México, Amet Novillo Suárez.

El proyecto de la firma consiste en expandir su capacidad de interconexión para dar soporte al creciente mercado.

Los planes de expansión del MX2 implican contar con más de 14,500 metros cuadrados, extensión que es equivalente a dos campos del Estado Azteca, el cual cuenta con 7,140 metros cuadrados. Con esta iniciativa se busca crear el primer centro de datos a hiperescala en las Américas.

“Para México tenemos planes de expansión sobre los centros de datos que compramos, el número dos solamente estaba acondicionado para 800 metros cuadrados de piso blanco; sin embargo, está diseñado para 5,500 metros cuadrados; nuestra inversión en México es el crecimiento de ese centro de datos y la adquisición de una tierra que nos permita crecer un data center muy grande, casi dos veces el tamaño del Estadio Azteca”, apuntó.

Los dos centros de datos de Querétaro, que atienden el área metropolitana de Ciudad de México, son instalaciones neutrales de operador con múltiples puntos de entrada que incluyen cinco proveedores de servicios de red que actualmente operan dentro de cada centro de datos.

Los centros de datos se localizan en el Parque Innovación, en el municipio metropolitano El Marqués, contando con una ubicación estratégica en el centro del país y en cercanía con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro.    

Especificaciones

La primera instalación (MX1) es un centro de datos de 10,219 metros cuadrados brutos, con 3,437 metros cuadrados de espacio de colocación. Se trata del primer centro de datos en América Latina con un sistema de cogeneración de energía.

Mientras que la segunda unidad (MX2) cuenta con 7,432 metros cuadrados brutos con 557 metros cuadrados de espacio de colocación y cuenta con oportunidades de expansión de hasta 5,574 metros cuadrados de espacio de colocación.

La compañía cuenta con un plan de inversión por 200 millones de dólares para la región de América Latina, por medio de los planes de construcción previstos para sus centros de datos de Sao Paulo, Río de Janeiro, Bogotá y Querétaro.

Al mercado mexicano la compañía ingresó en enero del 2020, cuando adquirió tres centros de datos en el país, dos en Querétaro y uno en Nuevo León y la compra de las tres unidades implicó una transacción de 175 millones de dólares.

La presencia en el mercado latinoamericano corresponde al potencial de crecimiento que se visualiza en el tráfico de datos previendo un crecimiento anual de 50% al año 2023.

Desde el 2011 la firma comenzó a invertir en la región latinoamericana, principalmente en los países de Brasil y Colombia; no obstante, para el año 2020 avanzó su expansión con la adquisición de centros en México. La firma cuenta con 227 centros de datos a nivel global con presencia en América, Asia y Europa.

De acuerdo con la firma, los dos centros de datos International Business Exchange (IBX) que dan soporte a la capital del país se localizan estratégicamente en Querétaro, conectando un ecosistema robusto de clientes locales e internacionales, en los mercados del norte, centro y Sudamérica.

La firma distingue en México un mercado en crecimiento, caracterizado por albergar bancos, redes de telecomunicaciones, empresas locales y proveedores que demandan tecnología de interconexión global.

estados@eleconomista.mx

kg