Durante agosto del 2017, la frontera norte fue la región del país con el alza más elevada en el nivel de precios al consumidor, con una tasa anual de 7.86% que, además de superar la inflación nacional (6.66%), obtuvo su mayor incremento desde marzo del 2001 (7.92 por ciento).

De hecho, los primeros lugares en inflación fueron ciudades fronterizas: Ciudad Acuña (Coahuila), con 9.01%, y Mexicali (Baja California), con 8.31%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El especialista del Tecnológico de Monterrey Raymundo Tenorio Aguilar comentó que el incremento en las cotizaciones de los combustibles y la depreciación del peso frente al dólar en meses pasados tuvieron un mayor impacto sobre los precios para la región fronteriza.

A Mexicali y a Ciudad Acuña les afectó su ubicación por tener un mayor comercio con Estados Unidos, lo cual, con la debilidad de la moneda nacional, encareció muchos bienes que se importan en la región, aunado a mayores costos de transporte para adquirir productos de otras partes del país, señaló Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En contraste con la frontera norte, las regiones sur y noroeste presentaron aumentos menos elevados en los precios al consumidor, con tasas de 6.22 y 6.19%, respectivamente.

Entre las cinco ciudades con menores ascensos, destacan territorios sureños: Chetumal (Quintana Roo), con 5.46%; San Andrés Tuxtla (Veracruz), con 5.51%; Tapachula (Chiapas), con 5.77%, y Tehuantepec (Oaxaca), con 5.80 por ciento.

El especialista del CIEP explicó que en estas urbes los bienes que se consumen, particularmente agropecuarios, se producen de manera local o en ciudades cercanas dentro de la misma región.

De esta zona sobresale Iguala, Guerrero, cuya inflación anual de 7.31% colocó a la ciudad entre el top 20, de 46 consideradas por el Inegi, de los mayores incrementos.

En Iguala fueron los servicios inmobiliarios de entretenimiento y educativos los que impulsaron los precios, debido a que en dicho sector los costos de los productores los trasladaron a los consumidores , dijo Tenorio Aguilar.

Sobre el noroeste, Kristobal Meléndez indicó: En esta región hay actividades más agropecuarias, de pesca principalmente, entonces esto se ve reflejado en una menor alza en ciertos productos (...) Además, tienen mayor contacto con el mercado interno Sinaloa-Jalisco, por ejemplo .

Al centro-norte, con una inflación anual de 6.71%, le impactó el alza en los precios de casas, de alquiler y construcción, debido a que hay ya cierta escasez de vivienda , acentuó el especialista del Tecnológico de Monterrey.

Jitomate

El objeto de gasto que reflejó el crecimiento más elevado en precio fue el jitomate, con una variación anual de 93.34%, golpeando fundamentalmente a Ciudad Jiménez (Chihuahua), Ciudad Acuña y San Luis Potosí (San Luis Potosí).

No es un fenómeno de escasez por falta de producción, es porque Sinaloa, Morelos y Puebla producen jitomate de buena calidad que se está exportando, y se está pagando bien en el mercado estadounidense (...) El incremento en precios en esas ciudades es porque no son productoras locales , dijo Raymundo Tenorio.

Meléndez Aguilar indicó que el gasolinazo incrementó los costos de transporte y afectó más a ciudades del norte por estar alejadas de centros de producción de jitomate.

[email protected]