Cancún, QR. Apenas un mes después del anuncio de la reconfiguración del fideicomiso de rescate de playas por parte del gobierno del estado, se anuncia un nuevo proyecto privado de rehabilitación costera del Grupo Lomas Travel.

El proyecto implica la colocación de arrecifes artificiales frente a la playa del hotel El Dorado Royale, a fin de aminorar la fuerza de la marea y evitar así la erosión de la playa.

Se trata de tres vertientes individuales promovidas por Lomas Travel en distintos puntos de la costa en la Riviera Maya, las cuales ya se encuentran ingresadas para su evaluación ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El primer proyecto se denomina Arrecifes Kantenah, que consiste en la instalación de 703 arrecifes artificiales a base de concreto marino en una superficie de 4,276 metros cuadrados.

El segundo es Arrecifes Punta Brava, el cual consta de 179 piezas de concreto marino a lo largo de 395 metros de longitud y una superficie total de 1,578 metros cuadrados. La inversión en estos dos proyectos asciende a 31 millones de pesos.

Un tercer plan denominado Arrecifes Artificiales Maroma también fue ingresado a evaluación ambiental, pero no se especifica ni la inversión ni el número de módulos o arrecifes artificiales que serían instalados en caso de que el proyecto sea aprobado a nivel federal.

Las estructuras de los tres proyectos se encontrarán en la porción marina colindante al Hotel El Dorado Seaside Suites, propiedad de Grupo Lomas Travel.

Los impulsores de la obra argumentan que la zona de playa presenta condiciones desfavorables por los efectos negativos al medio ambiente, a las instalaciones del hotel, al paisaje y restricciones que representaría a las actividades recreativas en esta zona.

“La franja de playa frente al Hotel El Dorado Seaside se ha visto afectada por varios factores como las tormentas, las cuales bajo ciertas condiciones de oleaje-corrientes-viento han disminuido la cantidad de material sedimentario que solía alimentar a dicha porción de playa, a la vez que se han perturbado las condiciones energéticas reinantes, resultado del cual la zona de playa acusa una importante pérdida de área seca en las épocas de otoño-invierno, lo que pone en riesgo en el corto plazo las actividades turísticas planeadas para la instalación y en el largo plazo a la infraestructura construida en los predios”, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental.

Nuevo organismo

Hace un mes, se publicó en el Periódico Oficial de Quintana Roo el decreto por el que se crea el Fideicomiso de Seguridad, Desarrollo Social y Manejo Integral de la Zona Costera, el cual tiene entre sus funciones gestionar recursos para la recuperación de playas de la entidad.

La presentación oficial de este nuevo organismo se realizó en el marco de la Cumbre Mundial del Océano que se realizó en la Riviera Maya el pasado 8 de marzo.

Durante el evento, el gobernador Carlos Joaquín González informó que este nuevo fideicomiso buscará promover la conservación de áreas a lo largo de las costas de Cancún y Puerto Morelos, “y financiará lo que se convertirá en la primera póliza paramétrica para un sistema arrecifal en el mundo”.

Alfredo Arellano Guillermo, secretario de Ecología y Medio Ambiente del estado, mencionó entonces que esta nueva figura contempla incluso la bursatilización de las aportaciones por Zona Federal Marítimo Terrestre, las cuales estarán gestionando con los ayuntamientos de Quintana Roo para financiar la recuperación de playas, entre otras funciones que tendrá a su cargo este nuevo fideicomiso; sin embargo, no se ha informado de ningún proyecto en marcha para la recuperación de playas.

estados@eleconomista.mx