Monterrey, NL. Durante abril y mayo del 2020 la demanda industrial en los principales mercados, entre ellos Monterrey se concentró en empresas del giro logístico, del comercio electrónico y almacenaje, indica un reporte de la consultora Solili.

Entre abril y mayo del 2020, los mercados inmobiliarios industriales de Ciudad de México, Tijuana y Monterrey se mantuvieron como los mercados que reportaron los mayores volúmenes de demanda.

“El comportamiento positivo de estos mercados se fundamenta en la vocación mixta de infraestructura logística y manufactura que les permite captar ambos tipos de demanda”, indica el reporte.

La demanda bruta industrial acumulada en abril y mayo en Ciudad de México fue de 150,000 metros cuadrados, Tijuana con 60,000 m2 y Monterrey con 50,000 metros cuadrados.

“La tendencia en los próximos seis meses es que los centros manufactureros que cuentan con la infraestructura para el desarrollo logístico seguirán reportando volúmenes de demanda, mientras que los centros con fuerte vocación manufacturera verán mermadas las cifras de este indicador”, indicó Pablo López Gallardo, director de Investigación de Mercado de Solili.

Agregó que para los mercados en donde la infraestructura es mixta, la demanda logística mitigará los efectos de la disminución de la demanda de la industria manufacturera, por la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

La recuperación del sector manufacturero, dijo, ocurrirá de manera gradual una vez que se implemente el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en julio de este año, y se estima que la demanda de este segmento mostrará un mayor incremento a finales del 2020 y principios del 2021 impulsada por la relocalización de empresas asiáticas que podrían buscar instalarse en el país.

“Con la entrada en vigor del T-MEC y la regionalización de cadenas de suministro derivadas del impacto de la pandemia, México se encuentra frente a una nueva oportunidad de posicionarse como un preponderante centro logístico de Norteamérica”.

“Aunado a ello la favorable ubicación del país permitirá que empresas internacionales puedan alcanzar el mercado estadounidense, sin embargo, ello dependerá de la coordinación de la reapertura industrial con otros países y que las políticas nacionales pongan énfasis en trabajar para una mayor apertura comercial”, comentó el directivo.

estados@eleconomista.mx