El primer Ferropuerto Midstream para Hidrocarburos, con una capacidad inicial de almacenamiento de 220,000 barriles pero con posibilidades de expansión de hasta 1 millón, se va a construir en Aguascalientes con una inversión de entre 450 y 500 millones de pesos, informó Víctor Figueroa Aeyón, especialista de la temporada abierta de Energéticos K’eri, firma dueña del proyecto.

En entrevista con El Economista, explicó que éste es el primero de al menos cuatro proyectos que se tienen en proceso, porque los inversionistas pretenden construir almacenamientos en Puebla, Guadalajara y Monterrey.

Terminamos la temporada abierta del proyecto el 30 de abril y ya tenemos cartas de interés de las principales empresas del sector que están interesados en colocar producto en el país , dijo.

El Ferropuerto va a traer un tren cada tercer día desde Estados Unidos, probablemente desde la región aledaña a San Antonio, Texas, para vaciar en Aguascalientes. Las vías van a estar en círculo alrededor del tanque para hacer más eficiente el vaciado.

Las máquinas se van a seguir, harán su ruta y luego se engancharán los vagones. Necesitamos mover trenes grandes para poder tener preferencia en las rutas ferroviarias que actualmente son muy usadas por la industria automotriz , añadió Figueroa Aeyón.

Se tendrán dos tanques de gasolina regular, dos para la de alto octano y dos para diesel; cada tanque está destinado a calidades diferentes.

El especialista señaló que la tecnología que se está usando es novedosa, se construye una plancha de concreto y dentro de ellas se mete el tanque, posteriormente se pone el techo. Si se toma una decisión, expresó, como es la de incrementar la capacidad del tanque, lo que se hará es añadir una extensión arriba del tanque y elevar el techo, situación que hace muy eficiente y de bajo costo la construcción.

La principal diferencia entre tener un tanque de almacenamiento de combustibles líquidos y uno de gas LP es que en el primero no se requiere presión del producto y en el segundo sí, por eso es que se tienen normas diferentes , comentó.

Durango

Energéticos K’eri atenderá la demanda de Aguascalientes, Zacatecas y San Luis Potosí; incluso podría participar en la de Durango porque es una zona que los inversionistas conocen bien, declaró el especialista.

Manifestó que parte de los recursos para la construcción provienen de inversionistas privados, que son empresarios gasolineros, pero también de Banobras, específicamente del fondo referente a la infraestructura energética.

Hasta ahora, uno de los obstáculos más grandes que han enfrentado para importar es el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a las gasolinas que se paga en México y no en Estados Unidos, en realidad este impuesto reduce la competitividad en el precio final , concluyó Figueroa Aeyón.

luis.carriles@eleconomista.mx