Monterrey, NL. Empresas mexicanas que no tengan una certificación de seguridad, como el C-TPAT (Asociación Aduanas-Comercio contra el Terrorismo) o el NEEC (Nuevo Esquema de Empresas Certificadas), podrían pasar mucho tiempo atoradas en la frontera con Estados Unidos, por la nueva política de comercio de Norteamérica, que se enfocará en el control en la entrada de narcóticos, afirmó Carlos Eduardo Farfán, presidente Ejecutivo de la Asociación de Empresas Seguras.

En cambio, las empresas que cuenten con alguna de estas certificaciones, podrán cruzar por la frontera de forma rápida por haber demostrado que fueron auditadas y, por ende, que su cadena de suministro difícilmente podría contaminar su carga con narcóticos, indicó.

Como parte de los cambios en la política de Estados Unidos, señaló, habrá un mayor control sobre 30,000 camiones que cruzan por todos los puentes fronterizos, de los cuales 12,000 camiones cruzan por Laredo y el Puente Colombia.

Va a haber mayor seguridad con las fronteras; si tapan con el muro la llamada frontera porosa, intentarán cruzar la droga por los puentes legales , advirtió.

Refirió que en México sólo 40% de las empresas están certificadas, que son las que no tendrán problema para cruzar de manera rápida.

Carlos Eduardo Farfán puso el ejemplo de la productora de envases Owens Illinois, que al contar con las certificaciones requeridas, cruza en minutos por el Puente Colombia su mercancía.

La certificación C-TPAT se entrega a empresas de México, Estados Unidos y Canadá, y se calcula que hay 850 empresas que cuentan con dicha certificación, de las cuales 24% son de México, otro 25% es de Canadá y el resto son de Estados Unidos.

Mejora en logística

El comercio entre Estados Unidos y México es de 1 millón de dólares por minuto , comentó el presidente ejecutivo de la Asociación de Empresas Seguras.

Por ello, además de contar con las certificaciones, las empresas transportistas buscan acortar los tiempos de traslado. En ese sentido, el Puente Colombia, que se localiza a 22 kilómetros del puente 3 de Tamaulipas, y colinda con el condado de Webb, Texas, ofrece como tiempo de cruce en horas pico por debajo de 30 minutos contra otros cruces que tardan de 4 a 7 horas, afirmó Hugo González, director de la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza de Nuevo León.

Indicó que hay seguridad en la ruta, no sólo porque es el único puerto terrestre con el ISO 28000 (seguridad en la cadena de suministro), sino también porque está vigilado por entidades federales y estatales como la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Fuerza Civil y la Policía Federal.

Enfatizó que con las nuevas reglas que va a imponer Estados Unidos para el comercio, se ofrecen empresas de transportes certificadas que cobran la misma tarifa ofrecida en otros cruces de la zona.

maria.flores@eleconomista.mx