Los cuatro dígitos y las unidades de medida impuestos por el Sistema de Administración Tributaria (SAT)dentro de los comprobantes fiscales resultan engorrosos y polémicos para los contribuyentes, aseveró el presidente de la Asociación de Fiscalistas del Estado de Querétaro (AFEQ), Manuel Ríos.

Son un problema, son polémicas y muchas empresas se van por no identificarlos. Por ejemplo, las ferreterías son las que tienen más inconvenientes , detalló.

Enfatizó la importancia de que ya se sumen a la facturación electrónica, dado que en un breve periodo terminará la vigencia de los comprobantes en papel. A partir de octubre, consideró, 25% de los contribuyentes les empezará a urgir este trámite, aunque hay algunos que tienen comprobantes en papel que vencen el 31 de diciembre y que no tendrán problema.

Hubo la polémica porque hay contribuyentes que siguen emitiendo el papel y me han llamado al despacho porque les están pidiendo los cuatro dígitos y la unidad de medida, pero no tienen que llevar esos requisitos porque fueron diseñados desde el 2012 , explicó y destacó que a partir de este mes los contadores también tendrán que capacitarse, dado que las personas físicas cambian al sistema de declaraciones y pagos.

Ése es otro tema, las empresas y los colegas se tienen que capacitar. No tengo duda de que para diciembre todos se incorporen a este sistema , auguró.

Este cambio es radical y se deberán llenar otros formatos para determinar los impuestos especificando cantidades. Antes tenías que poner los ceros a través de operaciones, ahora tienes que agregar las cantidades. Es mayor fiscalización, trabajo y control , acotó.

Manuel Ríos añadió que en este año, como fiscalista, acudió a capacitar al personal administrativo de las empresas, pero se encontró que la gente no entiende la modificación de los esquemas del SAT para la comprobación fiscal.

Manifestó que las personas morales se han encontrado con muchas dudas y que vendrá más grande el problema para las personas físicas.

Reforma

Respecto de la reforma fiscal, el contador se pronunció en favor de la incorporación de artículos del IETU a la Ley del ISR y flujos de efectivo y la desaparición del pago en el primer ejercicio fiscal de nuevas empresas, porque no tienen coeficiente.

Refirió que con la entrada del nuevo gobierno federal, también habrá que esperar la voluntad y los criterios de los legisladores para que se hagan los cambios convenientes, porque la autoridad continuaría con la aplicación del IETU.

elvia.buenrostro@eleconomista.mx