La Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) detectó que la pasada administración de Cadereyta realizó pagos indebidos a su sindicato de trabajadores durante el primer semestre del 2014.

De acuerdo con el reporte de la cuenta pública de la administración, encabezada por Rodrigo Mejía, éste realizó pagos por 44,076.57 pesos bajo el concepto de productividad a los sindicalizados.

De igual manera la ESFE determinó como acción indebida la entrega del Fondo de Ahorro que correspondía a sus trabajadores sindicalizados por la cantidad de 666,267 pesos; detectó que se pagó aguinaldo de 205,261 pesos a dos trabajadores y se realizaron depósitos por 931,967 a cuatro integrantes del Comité Ejecutivo del Sindicato de Trabajadores al Servicio del municipio, remuneraciones que debieron ser cubiertas con las cuotas sindicales de sus miembros.

En el primer semestre del 2014 se efectuaron pagos por 2 millones 114,477 pesos de prestaciones contractuales por conceptos como honorarios por asesoría jurídica y renta de oficinas para el sindicato, así como la compra de uniformes y becas para los trabajadores sindicalizados, aún cuando, de acuerdo al Presupuesto de Egresos de Cadereyta para el 2014, esta partida sería destinada sólo al pago de despensas, bono de productividad y compensaciones, destaca el reporte.

Contexto

Este año se registró un conflicto entre sindicalizados y el ayuntamiento de Cadereyta, que originó una huelga en la demarcación por supuestos adeudos por más de 1 millón de pesos a las prestaciones de los agremiados.

[email protected]