Guadalajara, Jal. Pese a que la afluencia de turistas a Puerto Vallarta, principal destino de playa en Jalisco, sigue en aumento, a partir de este 2018 dicho crecimiento “está desacelerando”, dijo a El Economista el titular de la Secretaría de Turismo (Secturjal), Enrique Ramos Flores.

Explicó que en el 2017 el estado registró un crecimiento en afluencia de turistas cercano a 9% en comparación con el 2016, mientras que al cierre del 2018 se proyecta un crecimiento de 4.5 por ciento.

“Esto es un fenómeno que se está observando en todos los destinos de playa; una de las razones es que en el 2017 las playas del Caribe, que son nuestra principal competencia para el mercado de Estados Unidos y Canadá, fueron devastadas por un huracán; entonces, las alternativas para los agentes de viajes, los mayoristas, se cerró y esto nos benefició”, indicó el funcionario.

No obstante, Enrique Ramos expresó que desde diciembre del año pasado, destinos como República Dominicana y Cuba “están de vuelta y se están promoviendo de forma agresiva, por lo que el Caribe se ha convertido en un polo de atracción y los agentes de viajes han repartido el negocio”.

El titular de Secturjal anticipó que el estado reforzará la promoción del destino, particularmente en Norteamérica, principal mercado extranjero para Puerto Vallarta.

Pasajeros aéreos

La desaceleración en el crecimiento de la afluencia turística a Puerto Vallarta también se refleja en el arribo de visitantes a ese destino a través del aeropuerto vallartense.

De acuerdo con el reporte de tráfico aéreo del Grupo Aeroportuario del Pacífico, que opera el aeropuerto Gustavo Díaz Ordaz de Puerto Vallarta, mientras de enero a mayo del 2017 el número de pasajeros internacionales creció 11.5% en comparación con el mismo periodo del 2016, en los primeros cinco meses del presente año, los viajeros internacionales en esa terminal crecieron apenas 4.4% en comparación con el 2017.

Negocios

No obstante, de acuerdo con el secretario de Turismo, las inversiones en el sector hotelero de Puerto Vallarta continúan, debido a que el destino se está convirtiendo también en un destino para el turismo de negocios.

“Hay sólo un hotel que en tres etapas, en cinco años, va a tener una inversión de 200 millones de dólares en el sur de Vallarta; es de un inversionista local”, anticipó Ramos Flores.

Precisó que al cierre de este año el balneario turístico contará con una oferta hotelera de 25,500 habitaciones.

estados@eleconomista.mx